Hace una semana, una mujer volvió de España y llamó a un antiguo amigo. El es de Santiago del Estero. Ella vive en Córdoba. Ambos tuvieron un encuentro amoroso, clandestino. Luego, él volvió a su pueblo, donde, divertido, contó en un asado de esta fugaz relación. También dijo que la mujer en cuestión tenía síntomas de coronavirus.

Uno de los asistentes avisó a las autoridades del pueblo y el tema se convirtió en escándalo: hasta el gobernador de Santiago del Estero se comunicó con su par cordobés para advertirle. Ahora Selva, el pueblo, está aislado y cercado. Todos los negocios están cerrados y nadie entra ni sale de allí.

Así es como la localidad santiagueña de Selva deberá permanecer en cuarentena, tras confirmarse el caso de coronavirus, según lo informó el gobernador Gerardo Zamora. La mujer cordobesa resultó ser el caso número 32 en el país de los infectados con coronavirus.

Embed

El mandatario santiagueño confirmó que la localidad del sur de la provincia, ubicada en el límite con la localidad santafesina de Ceres, sobre la ruta 34, estaba completamente "aislada".

"Un joven que vino a Selva se presentó en un centro de salud y contó que había mantenido contacto estrecho con una amiga que resultó ser el caso 32 de coronavirus",contó Zamora.

El joven relató que había estado con más de 20 personas en Selva,por lo que el Comité de Emergencias decidió aislar a toda la localidad, que tiene unos 2.000 habitantes, luego de que el Instituto Malbrán informó que la chica había dado positivo de coronavirus.

"Es una situación que cambia minuto a minuto, estamos trabajando en conjunto con todos las dependencias de salud, de educación, de seguridad, etcétera", destacó el gobernador.

Comentá y expresate