La Cámara Federal habilitó este jueves el congelamiento de cuentas bancarias en los Estados Unidos y bienes por 65 millones de dólares del ex secretario privado de Cristina Kirchner, Daniel Muñoz, y el llamado a indagatoria y detención de su viuda y otros imputados, entre los que se encuentran dos empresarios marplatenses: Sergio Todisco y Elizabeth Municoy.

Según informó el diario Clarín, la sala II de ese tribunal, integrada por Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia anuló así una decisión del juez federal Luis Rodríguez que había sido impugnada por el fiscal Carlos Stornelli, habilitando el llamado a indagatoria y detención de Carolina Pochetti (viuda de Muñoz, fallecido en 2016) y sus testaferros o socios, Sergio E. Todisco, Elizabeth E. Municoy, Carlos A. Gellert, Perla A Puente Resendez y Carlos Temístocles Cortez. Ahora el juez Rodríguez deberá decidir si implementa las detenciones.

En su resolución, el tribunal sostuvo que los elementos de la causa por un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF), que dirigen Mariano Federici y María Eugenia Talerico, permite sospechar que los imputados “habían conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar convertir, transferir, administrar, vender, disimular y/o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados en hechos de corrupción sistemática y organizada” en la causa de los cuadernos de las coimas. Muñoz aparece nombrado varias veces en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, como llevando y trayendo bolsos con dinero a la residencia presidencial de Olivos y al departamento de la calle Uruguay de los Kirchner y haciendo operaciones financieras.

Según Stornelli, los documentos enviados por el Departamento de Justicia de los EEUU mostraban que se habían aplicado esos fondos en la adquisición de dieciséis bienes inmuebles en Nueva York y Miami. A partir de 2013 pero principalmente entre 2015 y 2017, aquellos fueron vendidos obteniéndose una suma cercana a los U$D 73.406.300. Una parte fue reintroducida en el sistema bancario y luego transferida a entidades financieras de otros estados de ese país, así como a México (capital) y China (Hong Kong). También se presumen envíos de dinero a Andorra, concretamente a cuentas a nombre de diferentes empresas y personas.

En agosto, la UIF entregó a la Justicia un mapeo de todos los departamentos y cuentas que el ex secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner, Daniel Muñoz, tiene o tuvo en Miami y ahora reclama como propios su viuda Carolina Pochetti. El objetivo era luego pedir a Estado Unidos, a través de la Justicia, el decomiso de esos bienes con la intención de recuperarlos para el Estado.

Según el “mapeo”, que habría sido entregado hace varias semanas al juez federal Luis Rodríguez, directamente o a través de terceros, Muñoz habría creado 13 empresas en Miami y en el estado de Delaware, que funciona como un paraíso fiscal dentro de EE.UU y también fue usado por Lázaro Báez. Además, en la información suministrada figura que los empresarios marplatenses llegaron a realizar inversiones en las empresas por unos 65 millones de dólares.

Fue el fiscal general de Mar del Plata Juan Manuel Pettigiani quien confirmó a Clarín que le pidió a la UIF que investigue a María Ortiz Municoy y Sergio Todisco, dueños de una inmobiliaria de esa ciudad llamada Ortiz Liz Mar Propiedades, por sus relaciones con Muñoz.

En la investigación de Panama Papers -realizada por el Consejo Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés)- se descubrió que Muñoz pidió al estudio panameño Mossack Fonseca la creación de la offshore que resultó ser Gold Black Limited con sede legal en el paraíso fiscal de las islas Vírgenes Británicas. En principio, Todisco y Ortiz Municoy figuraron como administradores de esa empresa fantasma. Todisco era amigo de Muñoz, quien incluso llevó a Cristina Kirchner a Mar del Plata en un acto de campaña.

El diario Miami Herald estimó que esas propiedades en su conjunto valen unos 65 millones de dólares. Según una investigación también de Clarín, entre 2010 y 2015, esas empresas registradas a nombre de Todisco y su ahora ex esposa, Elizabeth Ortiz Municoy, gastaron alrededor de $ 21 de millones de dólares en condominios de lujo como Icon Brickell, St. Regis, Colonia Océano Turnberry, Apogee Beach y 900 Biscayne. La joya de la corona era una unidad de $ 10.7 millones y cuatrocientos dormitorio en el Regalia en Sunny Isles Beach. Las empresas luego vendieron la mayor parte de las propiedades.

Un exhorto beneficiado

En un exhorto enviado al Estado norteamericano, el juez federal Luis Rodriguez pidió a la justicia de ese país todos los datos de las 13 empresas constituidas en Miami y Delaware por los socios marplatenses de Daniel Muñoz, Sergio Todisco y María Ortiz Municoy. Además, el magistrado pidió los antecedentes de las empresas Ocean Silver Inc., Ocean Silver Of South Florida Inc., Municoy International Properties Inc, Harbon Golden Inc., North Golden Inc., Free Experience Inc., Drean Limited, Golden Enterprises Inc., Mother Queen Inc, Successful Ideas Inc., First Alla Inclusive Inc., South Golden Inc., y Ocean Golden Inc. Estas firmas son dueñas de edificios completos o centros comerciales en el sur de Miami.

En noviembre del 2016 con la intención de embargar esos bienes preventivamente, el juez Luis Rodríguez envió un exhorto a Estados Unidos y a otro las islas Vírgenes Británicas para que confirme si Muñoz tenía inmuebles y cuentas bancarias ocultas por unos 65 millones de dólares. Las posibilidades de éxito del exhorto se vieron favorecidas por la decisión de la sala II de la Cámara Federal de este jueves

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate