El pase libre para alumnos y alumnas que viajan en la empresa Costa Azul ya es una realidad. Después de más de dos años de lucha de las familias, este miércoles llegó la respuesta esperada: el ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires, Jorge D'Onofrio, confirmó el pase libre que beneficia a 600 estudiantes que viven sobre las rutas 2,11 y 88.

"Hoy quedó solucionado el conflicto. Le hemos asegurado al empresario todos los recaudos para que pueda cobrar por ese servicio. Los chicos van a sacar el pase libre este año contra la presentación del certificado de alumno regular", indicó D'Onofrio.

"La solución definitiva va venir en los próximos meses, cuando podamos instalar SUBE en todo el servicio de Costa Azul, porque hay una pequeña dificultad por una normativa nacional que la SUBE es hasta 60 kilómetros de recorrido y Costa Azul tiene 107. Pero como se comporta en todo su trayecto como un servicio de corta distancia, por vía de excepción vamos a sacar esta resolución", explicó el funcionario.

Por su parte, Paula Taborda, una de las mujeres que peleó por el derecho de los alumnos, indicó: "Nunca abandonamos la lucha. Los Chicos, con el certificado de alumno regular, van a poder ir a la boletería y tramitar su boleto para siempre".

Las familias se reunieron con D'Onofrio durante una hora y el funcionario les confirmó la noticia. "Pedíamos que nos escuchen, siempre fueron parches. Los chicos pasaron malos momentos, porque los bajaban del colectivo. La educación es un derecho y también lo es el transporte", explicó Taborda. "Necesitamos que sea una ley, porque el boleto estudiantil rige para Mar del Plata pero no para nosotros porque estamos en la ruta. Pero no abandonamos la lucha y hoy tuvimos una respuesta favorable para los chicos", agregó.

"En 2019 nos sacaron ese derecho que teníamos. Ahora se comprometieron a abonar el servicio de los alumnos", celebró Nanci Leguizamón, otra de las madres que encabezaron la lucha por el boleto.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate