El impacto de la tercera ola de Covid-19 en Argentina provocó la saturación de los centros de testeos y se ve reflejado en jornadas con cifras récord de contagios. Por ello el Gobierno autorizó la comercialización de autotest y determinó que dejarán de hisopar a quienes estuvieron en contacto con personas infectadas. “Esta situación ha desbordado la posibilidad de hacer la trazabilidad de los contactos estrechos”, manifestó la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

“Somos el reflejo de nosotros mismos, es difícil compararse con otros países a medida que pasa el tiempo”, dijo la funcionaria nacional en medio de la actual situación epidemiológica que transita el país.

“Emergió una variante nueva con una situación totalmente diferente, con una transmisibilidad extraordinaria, pero con una gravedad menor de la enfermedad”, explicó, y enfatizó que “con casi 100 mil casos se tensa el sistema de testeos” pero “con las coberturas de vacunación no tenemos una traducción en hospitalizaciones y muertes”.

Vizzotti insistió con que “la situación es diferente a las olas anteriores”. “Nos acostumbramos mucho a la importancia de identificar todos los casos y de hacer el seguimiento de los contactos estrechos”, continuó. Recordó que “las provincias llamaban por teléfono, controlaban que hicieran el aislamiento, los iban a visitar a las casas...”. “Esta situación realmente ha desbordado, no solo en Argentina sino en el mundo, la posibilidad de hacer la trazabilidad de los contactos estrechos”, subrayó la ministra.

En este marco, el Ministerio de Salud definió modificar los algoritmos con el objetivo de disminuir la tensión en los centros de testeo, que en los últimos días experimentaron un incremento considerable.

En efecto, se precisó que si la persona tiene síntomas compatibles con COVID-19 y estuvo en contacto con un caso positivo, no es estrictamente necesario realizar un test para confirmar el diagnóstico, sino directamente aislarse, ya que, ante tan elevada circulación viral, la confirmación puede establecerse por nexo clínico y epidemiológico. “Las personas que no tienen indicación de testeo no se acerquen a los centros de testeos para no seguir tensando el sistema”, pidió la titular de la cartera sanitaria.

En el caso de que la persona haya tenido un contacto estrecho con un caso confirmado, pero no presente síntomas, tampoco hace falta testearse. “Con cinco días de aislamiento -los vacunados- y siete -los no vacunados - se tiene el alta sin necesidad de tener un test”. “Va a llevar un tiempo que se entienda que cambió totalmente la situación, estamos ante otro virus que es mas leve pero más transmisible”, agregó.

En diálogo con el programa A Dos Voces (TN), Vizzotti se refirió a los test rápidos de diagnóstico para COVID-19 que autorizó este miércoles la ANMAT. “La idea es que las farmacias dispensen este autotest, les expliquen a las personas y que sean responsables junto a ellas de que se realice el autotest de su notificación en el SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino)con una app o un código de barras”.

La misma metodología rige para el sector privado “si decida tener el autotest para hacérselo a sus empleados” y para las jurisdicciones que también “deberán notificar al SISA. La funcionaria aclaró que quienes decidan ir a comprarlo “lo van a tener que pagar”.

Consultada sobre si el Gobierno se equivocó en permitir eventos masivos, respondió: “No, emergió una nueva cepa que es más transmisible, sin Ómicron el aumento de casos no hubiese sido de esta magnitud”.

Con respecto a la obligatoriedad de la vacuna contra el Covid-19, declaró que Argentina “tiene una cobertura muy alta y está avanzando”. “Mientras sigamos con demanda, nos parece que lo mejor es seguir abogando por la vacunación y que sean las personas las que decidan vacunarse”, opinó.

En ese sentido explicó que antes se debe definir “si la vacunación tiene que ser periódica y a quién (aplicársela)”; luego deberá “ingresar al calendario” para pasar a ser obligatoria.

Por último, se refirió a las agresiones que sufrió el personal de salud en distintos centros de testeos en medio del avance de la tercera ola de contagios: “Es inadmisible esos tratos, me solidarizo con todo el equipo de salud y le pido a la gente que trate de tener más empatía”.

Fuente: Infobae

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate