El Ministerio de Salud de Israel anunció el pasado 23 de enero que la inyección de una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 administrada a las personas mayores de 60 años triplica la protección frente a una enfermedad grave y disminuye casi 2 veces la posibilidad de contrar la infección en comparación con la tercera dosis.

Desde el Ministerio dijeron que los datos de su efectividad fueron obtenidos a partir de un estudio preliminar que realizó un equipo de investigadores del Ministerio de Salud, el Instituto de Ciencias Weizmann, Technion, la Universidad Hebrea y el Instituto Gartner en el Centro de Médico Sheba.

Frente al temor que produjo la rápida propagación de la variante Ómicron, en Israel, los mayores de 60 años, las personas inmunodeprimidas y los trabajadores médicos con al menos 4 meses de recibida la tercera dosis, comenzaron a recibir la cuarta dosis de refuerzo contra el Covid-19. Por eso, las cifras reveladas por la cartera sanitaria se basan en la comparación entre unos 400.000 israelíes vacunados con la cuarta dosis y 600.000 personas que solo recibieron tres dosis de la vacuna.

image.png

El pasado 4 de enero, el primer ministro de Israel, Naftali Bennett, hizo públicos los primeros resultados del plan de vacunación con una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19. Israel es el primer país del mundo en colocar la cuarta dosis a sus ciudadanos.

Bennett dijo que las conclusiones iniciales apuntaron a que una semana después de recibir la cuarta dosis, las personas presentan un aumento de casi cinco veces en el número de anticuerpos.

"En hebreo simple, la cuarta dosis de la vacuna es muy probable que funcione", señaló Bennet a través de un comunicado. Por su parte, el Centro de Información sobre la Pandemia de Israel comunicó que el estudio muestra que se genera un mayor nivel de protección sin efectos secundarios inesperados.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate