Thelma Fardin espera novedades por la denuncia que le hizo a Juan Darthés, a quien acusó de violarla hace diez años en Nicaragua. El actor se declaró inocente ante los medios y se mudó a Brasil para escapar de la condena social.

“La única vez que, después de lo que pasó, creí habérmelo cruzado (a Darthés) en la calle quedé paralizada. Me paralicé y me agarró un ataque de angustia", contó Fardin.

"Su voz también me produce ese efecto. Espero no tener que estar expuesta a una situación así, de cruzármelo en la calle porque me quedaría paralizada", confesó.

"Seguiré poniendo la cara, el cuerpo y el alma. Yo confío mucho en lo que le pasa al cuerpo más que a la cabeza. Porque con la cabeza podés decir 'bueno, voy por este lado' pero el cuerpo hace sus explosiones y decís 'ah, esto es lo que realmente me está pasando'”, agregó.

"Pero en ese momento todavía no había tenido la fortaleza de hablar y la contención enorme de mi círculo y además de la sociedad. Creo que no tengo la necesidad de hablarle. No sé mucho de procesos judiciales, pero entiendo que yo en ningún momento debería estar frente a él”, sostuvo.

Fardin dijo que no se arrepiente de haber denunciado a Darthés a través de un video, ya que grabarlo le permitió tener el control de la situación, y negó haberlo hecho para encontrar trabajo u obtener rédito económico: “Yo trabajo desde los seis años y siempre me dediqué a actuar. Hoy no estoy trabajando como actriz por eso me refugié en el libro. Eran tan obvias las estrategias para deslegitimar mi palabra".

Por último, detalló cómo avanza la causa contra el exprotagonista de Patito Feo. “Hoy por hoy se está tomando testimoniales acá en Argentina. Nicaragua pidió que se produzca prueba vía cancillería, así que se va a producir prueba en Argentina”, expresó. “Los tiempos de la justicia nada tienen que ver con los tiempos que creemos. Muchas veces se habla sin saber y una de las cosas más complejas es el sistema judicial al que nos enfrentamos”, apuntó.

Comentá y expresate