El traslado inminente de Juan Jesús Piero Pinna(34), acusado de asesinar a Maximiliano Rhil (44) durante la celebración de un cumpleaños en el balneario Horizonte del zur de la ciudad, se efectivizará en el transcurso de este fin de semana, según confirmó su abogado, Sergio Faiad, en Ahora Noticias.

"La intención de Pinna es presentarse en Mar del Plata para esclarecer su situación. Está a disposición de la justicia", precisó el defensor particular del ex rugbier.

El traslado se realizará "seguramente el domingo", anticipó.

Según el testimonio de Faiad, en diálogo con Germán Lagrasta, el acusado de asesinato se refugió en San Miguel de Tucumán "para resguardar su integridad física" e insistió en que "se defendió de una agresión injusta que él no provocó y tiene lesiones".

Sobre el tenor de la agresión que culminó con la víctima fatal, puntualizó en que "hubo un intercambio de disparos".

La versión de Piero Pinna

"Él (Piero Pinna) ha sido víctima de una agresión injusta, se defendió sin que haya provocado a nadie", afirmó su letrado en la sede de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Tucumán.

El letrado indicó que el empresario fue amenazado y que posee lesiones leves "producto de la pelea en Mar del Plata en la que él se defendió".

Faiad no respondió ante la consulta sobre la cantidad de disparos que se le atribuye haber realizado a su asistido y solo se limitó a decir que "eso se tiene que resolver en la ciudad de Mar del Plata".

El abogado expresó que Piero Pinna se entregó para quedar a disposición de la fiscal María Florencia Salas, de Mar del Plata, quien investiga el crimen de Rhil; y de la causa por un robo agravado de la empresa "El Faraón del pollo", actualmente perteneciente a su exmujer, ocurrido la madrugada del pasado viernes.

"No tiene antecedentes penales, no tiene condenas", sostuvo Faiad, quien agregó que fue él quien le recomendó a su cliente que se entregue en Tucumán, lo que consideró "lo más indicado para su seguridad".

El robo

Respecto del robo a la empresa de pollos, las fuentes señalaron que ocurrió cerca de las 2.50 del viernes, cuando siete personas -una de las cuales sería Piero Pinna- ingresaron a uno de los galpones de la firma luego de reducir al encargado de seguridad.

Los hombres utilizaron uno de los camiones de carga de la empresa para llevarse seis heladeras y computadoras, cuatro televisores, una motoelevadora, armas y municiones, indicaron las fuentes.

Este hecho es investigado por el fiscal Pedro León Gallo, titular de la Fiscalía de Robo y Hurto 2 del Centro Judicial Capital de San Miguel de Tucumán, quien solicitó al juez de Garantías Gonzalo Ortega la detención de Piero Pinna.

El pasado sábado se realizaron allanamientos sin resultados, por lo que el fiscal León Gallo declaró al acusado "en rebeldía" y ahora, tras su arresto, lo someterá a una audiencia imputativa mañana a primera hora.

Se suma una causa más

En tanto, voceros judiciales confirmaron que Pinna posee otra causa por violencia de género, en el marco de la cual se le impuso una medida de restricción perimetral hacia su exesposa, que es tramitada por una de las fiscalías especializadas en ese delito.

Tras la audiencia de formulación de cargos por parte de la justicia tucumana, Piero Pinna quedará a disposición de la fiscal Salas, quien ya inició los trámites para el traslado del detenido a Mar del Plata en los próximos días.

El crimen que se investiga

En declaraciones a Télam, la fiscal Salas aseguró el episodio que desencadenó el crimen se produjo cuando Rhil intentaba "calmar los ánimos" tras una pelea que Pinna había mantenido con otra persona en el cumpleaños, por lo que "nada ameritaba" el ataque.

Tras el ataque a balazos, el acusado Piero Pinna huyó con su pareja a bordo de un Toyota Corolla blanco, por lo que comenzó a ser buscado por todas las fuerzas de seguridad en todo el país.

El homicidio se registró en la fiesta que realizó el empresario Mauricio Ríos para conmemorar sus 51 años en el salón del balneario "Horizonte. Club de Playa", ubicado en Avenida de los Trabajadores, entre Oneglia e Isla Cerdeña, de Mar del Plata.

Comentá y expresate