El vecino y amigo del artista Lucas Fernando Maniglia, quien vivía en Italia y a causa de la pandemia no pudo regresar y se quedó en Mar del Plata, donde ayer fue asesinado por los mismos ladrones que asaltaron su casa, aseguró este lunes que "por miedo" se mudará de esa zona y recordó a la víctima como "un hermano" y "un tipo estupendo", que llevaba adelante distintos emprendimientos para mejorar el barrio.

"Él vino en el verano, y vivía en la casa más cercana a la mía, a unos 50 metros. Es un terreno grande, de más de dos hectáreas. Estaba todo el día haciendo cosas, arreglando, en la huerta, tratando de mejorar el barrio. Era un tipo con una energía increíble. Lo agarró la pandemia y tuvo que postergar la vuelta, y nos hicimos muy amigos", contó a Télam Matías Romero (23) sobre su amigo Lucas Fernando Maniglia (48).

El artista y dibujante que 20 años atrás había emigrado a Italia y que quedó varado en Mar del Plata por la pandemia del coronavirus, fue asesinado ayer a la madrugada de un tiro en el abdomen cuando intentó asistir a su vecino al que habían asaltado, en el barrio Las Canteras, una zona semirrural de la localidad balnearia.

"Era una persona perfecta", aseguró Romero, quien agregó que desde que había llegado al barrio era "como un hermano" para él.

Romero recordó que todo comenzó cuando la madrugada del domingo fue abordado por cinco ladrones cuando salía de su casa, en Chacahuac al 6300, a buscar a su esposa y su hijo de tres años.

"Cerré la puerta, terminé de poner la alarma y vi que había un auto afuera, pero pensé que era algún vecino. Y antes de subir a mi auto, me agarran de atrás, me empiezan a pegar y casi me ahorcan para que soltara las llaves de la casa", contó Romero.

Una vez adentro del domicilio, los delincuentes lo golpearon mientras le exigían dinero y la clave para desactivar la alarma: "Me reventaron la cara, me pegaron con un arma en la cabeza, la alarma no paraba de sonar y me golpearon en todo el cuerpo durante unos 15 ó 20 minutos".

Finalmente, los cinco ladrones escaparon con dinero y objetos de valor en una camioneta en la que habían llegado, y en el Peugeot 408 de Romero, pero antes de huir, advirtieron la presencia de un vecino cerca de la casa.

"Uno de estos tipos dijo ´ahí hay alguien´ y se oyó un disparo. Yo pensé que habían tirado como para asustar, pero cuando fui para lo de Lucas a pedir ayuda porque me habían robado también el celular, lo vi tirado en el patio de adelante de su casa, con la linterna al lado", detalló.

Tras dar aviso a la policía, intervino personal de la Comisaría 3ra y el Comando de Patrullas Sur, y el hombre herido fue trasladado por una ambulancia del SAME al Hospital Interzonal General de Agudos, donde ingresó sin vida.

Romero contó que Maniglia era oriundo de Buenos Aires y vivía solo en una vivienda ubicada detrás de la suya, donde "estaba todo el día haciendo arreglos y mejoras, porque quería tener un lugar al que poder venir con su familia o incluso con su hijo, que vive en Italia".

"En el año que fuimos vecinos establecimos una amistad. Como después del verano él no se pudo ir, todo el tiempo hablábamos de cómo mejorar el barrio. Él estaba decidido a invertir acá para tener su lugar en el futuro. Tenía una huerta y hablaba de volver y trabajar desde acá", recordó.

Maniglia había creado "Sign", un emprendimiento dedicado a los grabados artísticos, con láser en acero, madera, vidrio, cuero y otros materiales.

"Le gustaba el surf, la fotografía, le encantaba cocinar. Un flaco estupendo. Se llevaron una vida que no va a volver", aseguró Romero, quien contó que tomó la decisión de dejar la casa que alquilaba "por miedo".

La investigación del hecho, caratulada "homicidio en ocasión de robo", quedó a cargo del fiscal Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7.

En en marco de la causa, el informe preliminar de la autopsia al cuerpo de Maniglia confirmó que recibió un solo disparo, "compatible con un revólver calibre 32", aunque el fiscal aguardaba el informe balístico para obtener mayores precisiones, indicaron fuentes judiciales.

En cuanto a los posibles autores del homicidio y del robo, la fiscalía ordenó el análisis de las cámaras de seguridad de la zona para tratar de obtener más información sobre los rodados en los que escaparon los delincuentes.

Por otra parte, el padre de Maniglia acudió esta mañana a la vivienda en la que residía su hijo, y se esperaba que en las próximas horas traslade el cuerpo de la víctima a la Ciudad de Buenos Aires.

Comentá y expresate