En otra de sus presentaciones públicas de su libro, “Sinceramente”, la ex presidenta Cristina Fernández volvió a hablar sobre la calidad de alimentos en góndolas y trazó una polémica comparación: “Sorry, hoy con la comida estamos como en Venezuela”, afirmó.

Sobre la cuestión volvió a polemizar sobre las segundas marcas que salieron al mercado, denunció altos precios de productos alimentarios y apuntó a los funcionarios actuales de mantenerse ajenos a los problemas de la población. “¿Los hijos del Presidente o los hijos de la Gobernadora toman leche que no es leche? Seguro toman leche de la buena", insistió ante un auditorio fiel que la aplaudía una y otra vez.

Tras su paso por San Juan, donde participó este viernes de un acto de homenaje a Eva Perón al cumplirse el 67° aniversario de su fallecimiento, la senadora nacional se trasladó hasta la localidad mendocina de San Martín para continuar con la gira que tiene como referencia su libro. La anterior presentación había sido hace ocho días, en Mar del Plata.

Como aquí, en Mendoza también volvió a apuntar contra las dificultades para acceder a alimentos de calidad y precio acorde. "Que la gente no pueda comer en la Argentina es maltratato”, dijo Cristina Fernández y advirtió que “no estamos en África o en algún páramo del desierto donde no hay nadie, somos un país que producimos alimentos para 400 millones de personas", recordó.

Acusó a los responsables del gobierno de ser “capitalistas para ellos, al resto nos quieren proletarios” e insistió con el tema de las segundas marcas, que aquí bautizó como “pindonga” y “cuchuflito”. “La verdad es que es triste cuando uno ve que gente que puede pagar por una buena leche sale a decir por los que no pueden que tengan que contentarse con leche que no es leche. Eso es de muy egoísta",” dijo la actual precandidata a vicepresidente de la Nación por Frente de Todos.

A su criterio ya no se aplica el sistema de “precios cuidados” que implementó su gobierno sino “precios más caros” y cuestionó que los actuales programas solo alcancen a alimentos básicos. “Como si eso fuera lo único que podés comer por ser pobre”, acusó.

Comentá y expresate