Tras la presentación de Fernanda Raverta y Axel Kicillof, y luego de una ovación de los militantes en La Rambla, la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, hizo referencia a la crisis económica que atraviesa el país. Y ante la reacción de los presentes, aseguró: “No hay que silbar ni insultar, hay que votar. Esas cosas no se solucionan ni con gritos ni con silbidos. Se solucionan votando”.

“Cuando escuchaba a Fernanda ya Axel decirle a los marplatenses la necesidad de que la ciudad pueda volver a articular con la Provincia y con la Nación en un proyecto de inclusión, estoy segura que algún distraído o alguna desprevenida puede pensar que es un discurso de un cierre de campaña. Pero los que estamos aquí, en este escenario, no somos solo candidatos o candidatas de un frente electoral”, expresó la ex presidenta desde el escenario.

En este sentido, recordó que Kicillof y Raverta son diputados nacionales desde 2015. “Asumieron el 10 de diciembre de 2015, cuando los vientos parecían que habían instalado nuevamente el neoliberalismo en la Argentina. Y estos diputados nacionales no sucumbieron al canto de las sirenas, estos dos diputados están juntos por algo más que ser candidatos de un mismo frente electoral”, indicó.

“Los dos comparten ideales, comparten miradas, comparten visiones – continuó–. Los dos, junto a otros compañeros y compañeras, dijeron que no había que endeudar al país para pagarle a los fondos buitres porque iba a ser inútil, porque no iban a venir inversiones, al contrario”. Y apuntó: “Nosotros siempre pagamos las deudas que otros contrajeron”.

Nosotros siempre pagamos las deudas que otros contrajeron.

Luego, Cristina señaló que la candidata a intendente y el candidato a gobernador también levantaron su mano para votar ley antidespidos. “Sostenían que era necesario no permitir más despidos porque la desocupación iba a crear miseria, pobreza. La ley fue vetada, igual que la ley que otros votamos, para dejar sin efectos los aumentos constantes las tarifas de servicios públicos que vaciaron los bolsillos de los argentinos para engrosar los bolsillos de los empresarios amigos del primer mandatario”, cuestionó.

“No sé si todos en esta ciudad pueden decir lo mismo respecto de la reforma previsional. Que nadie se confunda. Axel y Fernanda tienen profundas convicciones y van a lograr que Mar del Plata vuelva a ser la ciudad feliz, no solo para los argentinos sino para los y las marplatenses”, resaltó Cristina.

Axel y Fernanda tienen profundas convicciones y van a lograr que Mar del Plata vuelva a ser la ciudad feliz.

Por otro lado, si bien recordó que Alberto Fernández no fue diputado nacional ni ocupo ningún cargo en estos cuatro años, destacó que “fue el jefe de gabinete del proyecto político que en el 2003 le devolvió la dignidad a los argentinos”. “Él fue el jefe de gabinete del gobierno que reestructuro la deuda externa, produciendo la quita más importante. Él fue el jefe de gabinete que le pagó al FMI la deuda que arrastrábamos desde 1957. Él fue el jefe de gabinete del gobierno que comenzó a reconstruir el salario y las jubilaciones de todos los argentinos y las argentinas”, señaló.

Fue el jefe de gabinete del proyecto político que en el 2003 le devolvió la dignidad a los argentinos.

Por eso esto no es solamente un cierre de campaña con candidatos que vienen a decir cualquier cosa con tal que los voten. No, no somos así”, subrayó.

No estamos cerrando una campaña electoral, estamos cerrando un ciclo histórico. Que definitivamente nunca más (el país) vuelva a caer en manos del neoliberalismo. Queremos evitarle el dolor a los argentinos y a las argentina y por eso estamos aquí juntos. Nunca más estas políticas, nunca más”, sostuvo. Luego presentó a su compañero de fórmula: “El próximo presidente de la República Argentina”.

Comentá y expresate