En vísperas de la temporada, a poco menos de dos meses del inicio habitual del operativo de seguridad en playas, entidades que reúnen a los guardavidas se cruzan en torno al protocolo que la actividad debería aplicar al momento de brindar servicio en el actual contexto de pandemia.

Desde el Sindicato de Guardavidas y Afines de Mar del Plata se expresó el rechazo de la propuesta que hizo circular la Federación Argentina de Guardavidas, con medidas de higiene y atención a la víctima que pronto fueron cuestionadas.

“Nos parece inoportuno y atemporal este comunicado ya que se está trabajando en un protocolo con las autoridades estatales”, señaló el titular del gremio local, Néstor Nardone, no dudó en “repudiar y rechazar” los contenidos difundidos por la organización nacional.

Recordó que el Sindicato de Guardavidas y Afines de Plata trabaja por estos días con autoridades provinciales y municipales en la confección de un protocolo de seguridad e higiene para la labor de los guardavidas en la próxima temporada de verano.

“Nuestros protocolos ya fueron enviados a La Plata y estimamos que en breve ya estarán autorizados”, indicó el gremialista sobre las medidas que se considerarán más adecuadas para asistir a una víctima durante un rescate en el mar o piscina.

El protocolo difundido por la Federación Argentina de Guardavidas generó controversias porque, entre otras medidas, prevé que los rescatistas deberían colocar tapabocas o barbijo quirúrgico a la víctima, así como usar guantes en caso que tomen contacto con esa persona, situación que parece inevitable al momento de prestarle asistencia.

Comentá y expresate