El fiscal federal Carlos Stornelli aceptó firmar un acuerdo con la empresaria marplatense Elizabeth Ortiz Municoy, ex mujer de Sergio Todisco, presunto testaferro de Daniel Muñoz, para que sea una nueva arrepentida en la causa de los cuadernos de las coimas K.

El fiscal escuchó a la mujer durante casi seis horas, en las que la imputada dio detalles de cómo eran las operaciones que se hicieron en el exterior para lavar dinero vinculado a Muñoz, el ex secretario del presidente Néstor kirchner que falleció en el 2016 por una enfermedad.

El acuerdo quedó bajo confidencialidad hasta que el juez Claudio Bonadio resuelvasi homologa el aporte y convierte a la mujer en imputada colaboradora.

El marplatense Todisco ya había declarado el lunes pasado como arrepentido, aunque el juez Claudio Bonadio aún no homologó su rol como tal. Todisco es sospechoso de ser testaferro del dinero de Muñoz.

Todisco y Municoy habrían armado una estructura de sociedades en Miami para comprar propiedades en condominios y shoppings con los fondos que recolectaba Muñoz de los sobornos.

Según fuentes judiciales, Municoy dio detalles de las operaciones que realizó para Muñoz y Pochetti.

Todisco admitió operaciones de adquisición de bienes con su empresa y dijo que a Muñóz "siempre lo conocí como empresario", pero agregó que nunca supo "el origen de los fondos" aplicados a las maniobras investigadas y que responden a movimientos de fondos en el exterior.

La Justicia intenta recuperar unos 70 millones de dólares que Muñoz, pieza clave en la asociación ilícita descripta en los cuadernos de las coimas de Oscar Centeno, ex chofer del segundo del ministerio de Planificación Roberto Baratta, habría enviado a Estados Unidos, México, Suiza y Andorra.

El otro presunto testaferro de Muñoz, Carlos Temístocles Cortez, fue detenido en las últimas horas en el aeropuerto internacional de Ezeiza cuando ingresaba al país desde el extranjero.

Fuente: Infobae y Clarín.

Comentá y expresate