Elizabeth Ortiz Municoy, la empresaria marplatense que pidió ser arrepentida en la causa de los cuadernos de la corrupción, amplió este viernes su declaración ante el fiscal Carlos Stornelli para dar más detalles, consiguió el aval del juez Claudio Bonadio a su acuerdo de imputada-colaboradora y fue excarcelada.

Municoy es la ex mujer del empresario marplatense Sergio Todisco, presunto testaferro del ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

El juez Bonadio dispuso también el secreto de sumario en la causa con el objetivo de ordenar medidas de prueba para avanzar con la investigación.

"Fue un aporte importante", dijeron fuentes del caso sin querer dar más detalles.

Mientras tanto, Carlos Temístocles Cortez, otro de los que aparecen en la cadena de las inversiones detrás de Muñoz y que había llegado desde Estados Unidos, declaró hoy en indagatoria para dar su versión y sigue preso.

Ambos están acusados de ser parte de la asociación ilícita que funcionó para hacer dinero con los negocios del Ministerio de Planificación durante la presidencia de Néstor y Cristina Kirchner.

El jueves, Stornelli aceptó firmar un acuerdo con Ortiz Municoy para que sea una nueva arrepentida en la causa de los cuadernos de las coimas K. El fiscal escuchó a la mujer durante casi 6 horas, en las que la imputada dio detalles de cómo eran las operaciones que se hicieron en el exterior para lavar dinero vinculado a Muñoz, el ex Secretario del presidente Néstor kirchner que falleció en el 2016 por una enfermedad.

Hoy, Bonadio aceptó homologar el acuerdo y convirtió a la mujer en imputada colaboradora. También ordenó el secreto de sumario.

Fuente: Infobae.

Comentá y expresate