Este domingo se celebran en todo el país las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que definen cuáles serán los candidatos que competirán por bancas en el Senado, Diputados y Concejo Deliberante el próximo 14 de noviembre.

Según el Código Electoral Nacional, existen diferentes tipos de votos: afirmativo y en blanco (válidos), nulo e impugnado.

En estas elecciones toma mayor relevancia el voto en blanco porque a diferencia de las generales, en las que se computan solo los afirmativos, en las PASO los votos en blanco se contabilizan como parte del total sobre el que se calculan los porcentajes de cada partido.

A las elecciones generales solo acceden las agrupaciones cuyas listan superen el piso de 1,5% de los votos válidos emitidos. Se contabiliza voto en blanco todo aquel en que un elector pone vacío en la urna, sin elegir a ningún candidato.

En el caso de los sufragios nulos, no se cuentan en ninguna de las dos elecciones. Se considera nulo cuando el sobre tiene boletas de distintas agrupaciones políticas para un mismo cargo, la boleta está tachada, escrita o rota y no se lee el nombre y número de la agrupación política y la categoría a elegir o en el sobre hay objetos extraños.

Y el voto impugnado es cuando se duda de la identidad del elector. La impugnación se realiza en el momento previo a emitirse el sufragio. Tiene lugar por razones de dudas del presidente de mesa o los fiscales partidarios sobre la identidad del elector.

Comentá y expresate