Durante los últimos meses fue tema de debate constante, en particular con las autoridades sanitarias provinciales, que advertían que sería imposible pensar en una temporada turística si el escenario receptivo de los viajeros no presentaba las condiciones de seguridad adecuadas en medio de la actual pandemia de coronavirus.

La situación, por cierto, tuvo en ese período múltiples complicaciones. Desde julio en adelante la cantidad de casos positivos que se dieron en el distrito de General Pueyrredon y toda la zona marcó una curva en alza con picos extremos hace un par de semanas.

Mar del Plata continúa en Fase 3 pero a pesar de las restricciones vigentes para esa condición la vida en las calles es casi normal. Y ni hablar de las playas, que este sábado, con una jornada muy privaveral, estuvieron muy concurridas.

En medio de estas aguas turbulentas, con un sistema de salud muy demandado y al límite de sus posibilidades, avanzó el trabajo para definir medidas que lleven a tener un plan apenas el horizonte fuera más claro. Y ese momento parece haber llegado.

Por eso este lunes se espera aquí al gobernador Axel Kicillof, al frente de una nutrida comitiva que anunciará obras para el puerto marplatense y, un rato más tarde, ese tan esperado cronograma de reactivación del turismo, paralizado por completo desde comienzos de marzo último.

Si bien se cuidó la información para que el propio mandatario la anunciara, tras la reunión que su gabinete mantuvo este viernes con intendentes de los principales destinos turísticos de la provincia se pudo conocer que lo que se llama temporada tiene fecha de inicio y también de finalización.

La apertura sería a partir de este 1° de diciembre, luego de un noviembre que permitiría una primera experiencia con los propietarios no residentes. Se trata de turistas que tienen sus propias viviendas, sin necesidad de demandar servicios de alojamiento. Y el punto final sería en Semana Santa, que de acuerdo al almanaque de 2021 cierra el 4 de abril.

En medio queda por avanzar en definiciones respecto a medios de transporte y los servicios de hotelería, imprescindibles para esta dinámica y aún con protocolos que esperan por últimos detalles antes de su aprobación definitiva. Por lo pronto ya se abren los vuelos, primer paso de una secuencia que continuará con ómnibus de media y larga distancia y trenes.

Como ya anticipó Ahora Mar del Plata, las autoridades también acordaron que no se exigirá ningún tipo de análisis o testeo previo para ingresar a los destinos de la provincia y solo habrá que cumplir con una declaración jurada de salud mediante una aplicación digital.

Entre los puntos pendientes a definir entre provincia y los distintos distritos está la derivación de los casos positivos que se puedan dar entre turistas, situación que implicará tener una logística prevista. Se analiza que en cada destino haya centros de aislamiento para pacientes leves o asintomáticos y también el refuerzo de servicios de salud con hospitales móviles y personal adecuado.

Más información sobre las características de esta temporada se conocerán este lunes durante el acto que encabezará Kicillof junto a parte de su gabinete, el diputado nacional Sergio Massa, la titular de Anses, Fernanda Raverta, y el intendente local, Guillermo Montenegro.

Comentá y expresate