Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) haya revelado que la inflación de julio fue del 7,4% y que las proyecciones mensuales ya estimen que para agosto va a ser de más del 6%, ahora se informa que, acorde a las consultaras económicas, la inflación anual del 2022 podría llegar a superar el 90%. Asimismo, también estiman que difícilmente esta cifra comience a descender en los próximos meses, ya que se verán los frutos de la inercia en la suba de precios, la quita de subsidios, la incertidumbre sobre las reservas internacionales y las chances del que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) evite una devaluación.

Camilo Tiscornia, director de C&T Consultores Económicos, afirma: “El dato de julio 7,4% fue particularmente fuerte. Por los datos que vemos de agosto tenemos la expectativa de que sea un poco menor, pero parece difícil que pueda bajar mucho más. A hoy, como estamos, puede acomodarse cerca del 6%. Arrancamos el año abajo de 5% mensual y hoy estamos hablando de 5% a 6% para los próximos meses tranquilamente, por lo cual el año va a cerrar arriba del 90%”.

Sin embargo, el especialista reconoce que cualquier pronostico es meramente provisorio, ya que actualmente se esta viviendo un momento de inestabilidad en cual las medidas que tome el Gobierno Nacional generan mucha expectativa.

“La suba de las tasa de interés es una medida fuerte que puede ayudar en el corto plazo a contener un poco, pero no resuelve el problema. Hace falta ver medidas fiscales y si el Gobierno puede evitar una devaluación, entendida como un salto en el tipo de cambio, porque el tipo de cambio oficial se mueve cada vez más rápido. La pregunta es si puede haber algún salto en un momento que llevaría la inflación a más del 100% anual. El Gobierno quiere evitarlo”, añadió.

image.png
La suba general de precios es un problema que preocupa fuertemente al Gobierno.

La suba general de precios es un problema que preocupa fuertemente al Gobierno.

Por su parte, la consultora EcoGo prevé que en agosto la inflación será del 6,1% por el arrastre de julio y la suba en las prepagas (del 11,34%), colegios en PBA (9%), tarifas de trenes y colectivos en el AMBA (40%) y las expensas (entre 6% y 10%). Teniendo en cuenta que realizaron un relevamiento en los precios de más de 6.000 productos en supermercados respecto a la semana anterior y el hecho que esto les dio una suba del 1,1%, estiman que la inflación de alimentos consumidos en el hogar será en agosto del 5,4%. Hay que tener en cuenta que también consideran que la inflación en este caso va a ser del 1,4% en las semanas siguientes.

Además, cabe destacar que la consultora cree que la inflación para fin de año va a ser del 94,9%.

“Tras el pico de julio, en agosto podríamos ver cierta desaceleración en los precios. Luego en septiembre, no prevemos una desaceleración importante, dado que habría ajustes en precios de servicios públicos y combustibles. Recién en el último trimestre podrías haber alguna baja pero desde un piso elevado por la inercia inflacionaria y el elevado nivel de suba del tipo de cambio. Todo dependiendo de que el BCRA pueda volver a comprar dólares y evitar una devaluación del tipo de cambio, hoy cada vez más probable”, dijo Sebastián Menescaldi, director asociado de EcoGo.

Por otro lado, para la consultora LGC, la inflación no bajará del 5% en los meses entrantes. “En ese sentido, cerraría la inflación anual en torno al 95% al 100%. Hay precios que están congelados o regulados hace tiempo, como combustibles, prepagas, tipo de cambio, salarios y tarifas. Antes de que empiece el camino descendente va a tener que subir la inflación, en algún momento va a haber mayores índices de los que estamos viendo y después hacia delante se puede pensar en un programa de estabilización”, indicó Guido Lorenzo, socio de la consultora.

image.png
Los datos del Gobierno que muestran la suba de los precios a lo largo de los meses.

Los datos del Gobierno que muestran la suba de los precios a lo largo de los meses.

Según Martín Vauthier, director de la consultora Anker, considera que el panorama económico va a depender mucho de las señales que emita el Gobierno de aquí en adelante. “El mercado le está dando tiempo a la nueva gestión para que avance con un programa económico. Es muy importante que se den señales; en el frente monetario, fue una señal positiva la suba de tasas de interés la semana pasada. Pero todavía faltan precisiones y detalles más claros en las medidas en el frente fiscal, que es el más importante en un programa de estabilización”, dijo.

Acorde a esta consultora, el déficit llegará a ser 4% del PBI, por lo cual tendrán que haber medidas muy concretas por parte del Gobierno para llevar esa cifra al 2,5%, que es lo que establece el acuerdo con el FMI.

Por último, el Relevamiento de Expectativas de Mercados (REM) que lleva adelante el BCRA estima que la inflación en 2022 será del 90,2%. Esto es una diferencia del 14,2% en relación a las proyecciones que la misma encuesta dio el mes anterior.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate