Un informe de la consultora Focus Market publicado por Infobae refleja que los precios de alimentos tuvieron subas en porcentajes de hasta tres cifras durante el último mandato de Cristina Fernández pero algo más aún en estos tres años y medios transcurridos de la gestión de Mauricio Macri.

El impacto alcanza en particular a mercadería de consumo diario y de primera necesidad en los hogares como aceite, azúcar, leche, yerba y pan, entre otros artículos.

Según este relevamiento, desde diciembre de 2015 a diciembre próximo se estima una inflación del 256%, lo que significa una pérdida importante en el salario real. En cambio, durante el anterior gobierno esa suba de precios llegó al 183% de acuerdo a informes del sector privado.

inflacion.jpg

Señala que el gran diferencial entre uno y otro período corresponde a las tarifas de servicios, que durante el mandato kirchnerista estuvo casi sin movimiento e incluso muy por debajo de los valores reales. Todo a fuerza de subsidios al sector prestador.

Suma además como condicionante el atraso que tuvo el tipo de cambio durante el gobierno de Cristina Fernández. Esa situación sostenida desde el Estado permitió que el salario no se vieran tan golpeado, sobre todo en el sector de menores ingresos.

Fokus Market toma algunos ejemplos concretos. En primer lugar el aceite de girasol que en envases de litro y medio pasó de 8,3 pesos a 29 entre 2011 y 2015, mientras que en la siguiente gestión llegó a 116, 6 en junio pasado.

El azúcar por kilo subió 80,5% durante los últimos cuatro años de mandato de Cristina Fernández, (6,7 pesos a 12,1) y en estos poco más de tres años y medio tuvo un alza del 202% (12,1 a 36,6).

De fuerte repercusión por la centralidad que tiene en la mesa familiar, la leche fluida tuvo en el anterior mandato una suba del 174% (4,7 a 12,9 pesos) y en la gestión de Macri llegó a 54 pesos (318%).

Pone también el caso del pan de molde salvado light por 390 gramos que pasó de 7,7 a fines de 2011 a 27,7 (259%) en mismo período de 2015. Y llegó a estos días a 87,9 pesos (217%).

Con Cristina Fernández la yerba pasó de 6,5 a 32 pesos, uno de los extremos de las subas en ese período (392%) mientras en la actual gestión el mismo producto cotiza a 82,9 (159%)

Según Di Pace, titular de Focus Market, “en los dos períodos hubo una fuerte evolución de precios, pero con el kirchnerismo hubo decisiones a nivel macroeconómico que hacían que el poder adquisitivo se mantuviese. Los salarios le ganaban o empataban la inflación. Además, los servicios estaban planchados, por lo que tenían un peso muy bajo en el salario. De entre 2 y 4% que pesaban, hoy asciende a entre 16% y 20%".

Marca como diferencia central entre ambas gestiones que durante el segundo mandato de Cristina Fernández el salario real creció 5,2%, mientras que desde entonces a mayo último el ingreso de los trabajadores registrados cayó 15,6%. Cita que el sueldo promedio registrado era de $5.280 en diciembre de 2011, subió a $ 15.801 a fin de 2015 y a mayo de este año se ubicaba en 40.911 pesos.

Comentá y expresate