Se refirió a altos índices de contagios. También de mortalidad. Incluso de ocupación de camas. Hablaba el presidente Alberto Fernández de puntos del país con escenario sanitario más crítico por casos de coronavirus y parecía que describía lo que pasa en Mar del Plata. O el partido de General Pueyrredon en su conjunto. Anticipó que distritos o áreas con esas características deberán afrontar 15 días de restricciones ampliadas, pero no hay confirmación todavía de esos 18 puntos geográficos que tendrán cuarentena reforzada.

En su mensaje de este sábado el mandatario hizo mención a que le preocupa muy seriamente la tasa de incidencia reflejada durante las últimas semanas en varias provincias. En ese cuadro, que remarcó durante su mensaje de este viernes, el interior bonaerense aparece entre los seis puntos más conflictivos. Y dentro de la provincia, General Pueyrredon se mantiene como el segundo distrito con más casos.

“Entiendo que frente a estos datos tenemos que hacer algo distinto a los que venimos haciendo”, dijo con enorme preocupación por lo que ocurre en el interior, foco de la mayor cantidad de casos durante las últimas semanas.

Los anuncios del jefe de Estado tuvieron sabor a poco entre los comerciantes y empresarios , en particular por esa falta de detalle sobre los focos del esfuerzo que se hará a partir del lunes, cuando entren en vigencia las nuevas medidas. En el sector aseguran que no hay condiciones como para volver a cerrar locales o limitar actividades que, por cierto, en muchos casos reanudaron sin permiso oficial.

Pero fuentes consultadas por Ahora Mar del Plata deslizaron una perspectiva alentadora. dejaron trascender que General Pueyrredon estaría fuera de aquel listado de 18 puntos críticos en los que se redoblará el esfuerzo y se restringirá al máximo la circulación de gente. El misterio se develará este sábado a las 10, en una conferencia de prensa que brindará el gobernador Axel Kicillof.

Es cierto que aquí los positivos que se confirman a diario están en niveles altos. El ritmo de contagios ingresó en una meseta con promedio de 300 nuevos pacientes diarios. Alejado hace más de una semana del pico de 477, récord que se dio el pasado 25 de septiembre.

tasa incidencia.png

El Presidente, al describir las zonas más calientes en términos sanitarios, tomó como una variable a considerar la tasa de incidencia acumulada, que marca cantidad de contagiados por cada cien mil habitantes. En ese listado está a la cabeza Tierra del Fuego. “Este dato tiene que llamarnos la atención”, señaló Fernández e insistió que las reuniones grupos sociales fueron disparadoras de esta ola de casos.

La misma preocupación demostró por las camas de terapia intensiva ocupadas en cada una de las provincias, con Río Negro a la cabeza. Mar del Plata también tiene un pico de demanda y poco ayuda el reciente antecedente de hace una semana, cuando autoridades sanitarias provinciales dispusieron el traslado de un paciente a Capital Federal porque no tenían disponibilidad en sus salas de terapia intensiva.

Al referirse a un cuadro con el detalle de camas utilizadas mencionó a algunas ciudades o conglomerados, con el punto más crítico en General Roca (Río Negro) y Rosario (Santa Fe), con ocupación de UTI entre 65 y 95% de sus plazas. En ese listado se advertían 16 provincias entre los que no figuraba la provincia de Buenos Aires.

General Pueyrredon continúa desde fines de agosto en Fase 3 pero, a pesar de las restricciones vigentes para esa instancia de flexibilización de actividades, desde hace dos semanas se ampliaron los rubros comerciales que funcionan con cierta normalidad.

Durante estos últimos diez días repiquetearon las voces de funcionarios provinciales que advertían sobre la situación delicada que se vive en el distrito y reclamaban medidas de restricción más contundentes. Estos reclamos también los relacionaron con la necesidad de mejorar indicadores con miras a poder proyectar la próxima temporada de verano.

Comentá y expresate