Miles de personas en todo el país salieron a las calles este domingo para protestar en contra del gobierno por la situación económica y sanitaria.

En uno de los epicentros de las protestas, San Antonio de los Baños, los manifestantes se enfrentaron a una fuerte presencia policial y hubo corridas y violencia.

“Libertad” y “abajo la dictadura” fueron dos de los gritos más escuchados por parte de la comunidad cubana en toda su extensión. Además se hizo presente la canción “Patria y Vida”, que se convirtió en el lema de los reclamos de los cubanos contra el gobierno castrista.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel atribuyó las protestas a la intromisión de Estados Unidos y a la política de Donald Trump.

La crisis económica y sanitaria a causa de la pandemia de coronavirus es la situación más dura que ha vivido la sociedad cubana en décadas, desde el llamado “período especial” en que se disolvió la Unión Soviética y Cuba dejó de recibir el apoyo fundamental del antiguo bloque. Esto había generado una de las crisis más importantes de la historia de Cuba.

Actualmente, la combinación entre el constante deterioro de la economía y el rebrote de casos de coronavirus dispararon las manifestaciones y las revueltas en contra de la política del gobierno.

En Cuba se reportaron en 24 horas 6.750 casos de Covid positivo y se informó el fallecimiento de 31 personas a causa del virus. Sin embargo, múltiples grupos opositores denuncian que las cifras oficializadas no reflejan la realidad de la pandemia y que se ocultan muchos fallecimientos de Covid-19 en otras causas.

Actualmente en Cuba se inició la campaña de vacunación con dos de las vacunas producidas en la isla: Soberana 02 y Abdala. Aunque aún no fueron aprobadas por la comunidad científica en su totalidad y no se conocen los resultados de las fases de prueba se estima que alcanzan un 62% de eficacia la Soberana 02 y un 92% la Abdala, pero en tres dosis.

A pesar de esto, la población cubana denuncia públicamente la falta de vacunas y de medicamentos para ofrecer una respuesta sanitaria correspondiente frente a la pandemia.

A la compleja situación sanitaria se le suma el estancamiento de la productividad económica. Con la falta de liquidez por no poder obtener divisas internacionales y con la principal actividad económica de la isla, el turismo, prácticamente frenada, la crisis del coronavirus ha calado mucho más profundo, generando una creciente inflación, servicios básicos inestables y desabastecimiento de productos básicos como alimentos y medicamentos.

Un paquete de medidas económicas a principio de año aumentó los salarios pero también disparó los precios rápidamente y se espera que éstos puedan seguir creciendo hasta un 900% en los próximos meses.

Mientras el presidente Miguel Díaz-Canel reconoce las dificultades que Cuba vive durante la pandemia, atribuye las causas y las protestas por la insatisfacción a las políticas internacionales con respecto a Cuba de Estados Unidos y a “una feroz campaña mediática de desacreditación que trata de poner al gobierno como insuficiente y capaz de proporcionar bienestar al pueblo cubano”.

Las protestas tuvieron una fuerte repercusión en todo el mundo y miles de personas marcharon mostrando su apoyo en Miami.

Comentá y expresate