El hombre estaba por entrar a su casa cuando fue interceptado por un vecino al que conocía desde chico y que lo extorsionaba desde hacía dos años. “Dame plata o te mato, viejo de mierda”, lo amenazó. Pero esa tarde del 11 de octubre de 2015, Alfredo Bianchi dijo basta y se negó a darle dinero por primera vez. En medio de un forcejeo, el joven lo tiró al piso y lo agarró del cuello. Un vecino escuchó gritos y fue hasta la casa para ver qué pasaba. “Beto, Beto, me mata. Me está pidiendo plata, me quiere matar”, alcanzó a decirle desde el suelo. El agresor lo soltó y antes de irse lo volvió a amenazar: “Si me llegás a miliquiar te voy a matar”.

Bianchi vivía aterrado. Un día hasta llegó a pasarle plata por debajo de la puerta de su casa para no abrirle por medio a que lo matara. La pesadilla del jubilado terminó el 29 de agosto de 2017 cuando el Tribunal Oral en lo Criminal 1 condenó a Cristian Paulo Gómez -más conocido como el “patotero”- a 4 años y 6 meses de prisión por extorsión y la acumulación de otras tres causas. Los hechos ocurrieron entre 2014 y 2015 en el barrio Pueblo Nuevo de la localidad de Balcarce y la investigación estuvo a cargo del fiscal Rodolfo Moure.

El peligroso delincuente acumula cuatro condenas y cumple una pena única de seis años y seis meses de prisión en la cárcel de Batán por varios delitos: robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa, resistencia a la autoridad, lesiones graves y extorsión, entre otros.

El “patotero” se hizo conocido esta semana cuando en las redes sociales se viralizó un video en la cárcel de Batán donde baila con facas en el pabellón 4. De fondo suena una cumbia y sus compañeros de prisión lo arengan entre gritos, aplausos y un mensaje intimidatorio.

Embed

Gómez nació en Balcarce, tiene 28 años y se ganaba la vida como jornalero hasta que entró en el mundo del delito. Los vecinos le tenían miedo y nadie se animaba a denunciarlo. “Era muy violento, uno de los delincuentes más peligrosos de Balcarce”, cuentan.

En noviembre de 2014 casi lo matan: un joven con una larga lista de antecedentes penales le dio un hachazo en la cara durante una pelea en la calle. El hecho ocurrió en 110 y 17 y el agresor, identificado como Maximiliano Díaz, fue detenido.

En 2015, el "patotero" volvió a salir en la sección "Policiales" de los medios de comunicación de Balcarce tras ser detenido en las calles 17 y 18 por provocar disturbios en la vía pública. Estaba borracho y agredió a la gente que pasaba caminando por el lugar.

Fue condenado por primera vez en julio de 2014 durante un juicio abreviado por un hecho ocurrido en 2012: recibió una pena de un año y un mes de prisión por el delito de lesiones graves. En mayo de 2017 estuvo otra vez sentado en el banquillo de los acusados y la Justicia lo condenó a 2 años y seis meses de prisión.

Su frondoso historial delictivo y judicial sumó un nuevo capítulo en 2019 cuando el Juzgado de Garantías N°2 -a cargo de Saúl Errandonea- lo condenó a 2 años y 8 meses de prisión en un juicio abreviado por robo agravado por el uso de ama en grado de tentativa y resistencia a la autoridad. El hecho ocurrió en Balcarce y la Justicia lo declaró reincidente.

En marzo de 2019 fue detenido por última vez cuando intentó robarle el celular a un hombre de 51 años en Balcarce y luego golpeó a un policía en la cara con un arma caseraen medio de una intensa persecución.

Gómez está detenido en la Unidad 15 de Batán y en los últimos días circuló en las redes un video grabado en la cárcel donde hace la danza de las facas con un arma tumbera en cada mano. En la filmación, el preso se dirige a quienes cometieron abusos sexuales y hechos de violencia de género, entre movimientos provocativos y una actitud desafiante. “Para los violines, los violencia de género”, dice el “patotero”.

el patotero carcel batan 2.jpg

El video dura dos minutos y medio y fue grabado con el celular de un preso imputado por abuso sexual. Se sospecha que la pareja del presunto violador difundió las imágenes como una suerte de mensaje intimidatorio para amenazar a los testigos que van a declarar en el juicio.

"Saluden a la cámara", se escucha en la filmación. El "patotero” aparece descalzo y con el torso desnudo y es arengado a bailar al ritmo de una canción de cumbia que suena desde una computadora portátil mientras exhibe facas.

Fuentes del servicio penitenciario señalan que el video fue grabado en marzo. En ese momento hubo requisas y secuestraron armas blancas y teléfonos. Los presos que aparecen en el video ya fueron identificados y separados. En el final de la filmación, a uno de los reclusos se le escucha decir: "No lo van a subir a las redes, boludo".

Comentá y expresate