Martín Bossi abrió la temporada marplatense con “Bossi Master Show en La Feliz”, un espectáculo en el que presenta una cumbre de íconos de la música y el humor, en un viaje a través del tiempo y las emociones.

Al igual que el show que presentó dos temporadas atrás –que le valió el premio Estrella de Mar de Oro 2016–, la propuesta tiene tres momentos bien marcados: el musical, un monólogo y el recuerdo a los grandes humoristas argentinos.

El primero es un bloque cien por ciento musical, donde el actor despliega su talento imitando y cantando en vivo a figuras como Elvis Presley, Bob Marley, Mick Jagger, Stevie Wonder, Prince, John Lennon, Kiss y hasta los Bee Gees. Con una extrema velocidad que no supera los tres minutos, el protagonista sale de escena, se transforma en cada uno de los personajes con la vestimenta y la máscara correspondiente y regresa para darles vida en el escenario. Las tres bailarinas y coristas se suman a este vertiginoso ritmo de cambios.

Los personajes están bien logrados, algunos mejor que otros, pero lo que sorprende es la rapidez con la que Bossi aparece en escena representándolos uno a uno. Cabe destacar la calidad de las coristas y músicos en vivo que lo acompañan en este gran despliegue musical.

En un segundo bloque del show, Bossi aparece en el escenario sin ninguna máscara. En este momento, invita al público a reflexionar sobre el uso del celular, las redes sociales y las relaciones, con la nostalgia de épocas anteriores y cuestionando la forma de vincularse a través de las aplicaciones. Además, invita a que todos apaguen sus teléfonos luego de darles un minuto para sacarse selfies con él. Después suma un divertido sketch con la participación de cuatro espectadores que acapara la atención y despierta más risas desde las butacas.

Tras este momento de carcajadas y aplausos, las luces se bajan. De pronto, aparece en escena la aclamada representación de Alberto Olmedo, junto a Javier Portales, recreado por Jorge “Carna” Crivelli. Tras un video donde Bossi se pone en la piel de otros capocómicos –se destacan las imitaciones de Juan Carlos "Minguito" Altavista y Juan Carlos Calabró–, llega Jorge Porcel. El “Gordo” también está interpretado por el ex VideoMatch, que quizás se luce más como Portales, o su personaje, "Álvarez”, de la dupla "Álvarez y Borges". El ritmo se torna más tranquilo para el momento de la emoción y el recuerdo.

Sobre el final, vuelven las luces y la música, con un bis de cantantes, en este caso los nacionales, como Luis Alberto Spinetta y Gustavo Cerati.

El show, dirigido por Manuel Wirtz y Emilio Tamer, se extiende por una hora y media aproximadamente. Bossi deja en claro que este tipo de interpretación es lo suyo. Pero también cuenta con la habilidad suficiente para demostrar que puede correrse de esta fórmula para seguir sorprendiendo con su versatilidad. De todas maneras, la calidad, producción y talento del “Bossi Master Show en La Feliz” hacen que sea una de las propuestas imperdibles de la temporada, sobre todo para aquellos que vean este megashow por primera vez.

Comentá y expresate