Un delincuente, que cumplía arresto domiciliario y era monitoreado por pulsera electrónica, fue atrapado vendiendo droga en su casa. La causa por la cual estaba preso era también venta de estupefacientes.

Tras un allanamiento en el barrio Regional la a policía secuestró 16 gramos de cocaína compactada, cuatro dosis preparadas para la venta, 12 equipos de telefonía celular, una balanza de precisión y elementos de corte.

La Unidad Funcional de Instrucción Temática de Estupefacientes a cargo del Dr. Gastón De Marco le tomó declaración al sujeto y pidió la revocación del beneficio que tenía de arresto domiciliario con tobillera. El aprehendido fue alojado en la cárcel de Batán.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate