La declaración de un turista de 21 años que fue testigo de la brutal golpiza a Fernando Báez Sosa por parte de un grupo de rugbiers a la salida del bolique Le Brique de Villa Gesell complicó aún más la situación de Máximo Thomsen, apuntado como quien le dio el golpe final al joven asesinado.

“Al único que vi que le pegaba en la cabeza era el de camisa negra. El de camisa negra arengaba y le decía 'cagón, levantate'", detalló el testigo de acuerdo a una nota publicada hoy por Clarín.Quien tenía puesta esa camisa negra era Thomsen.

Al momento de contar la escena, el testigo señaló que "estábamos enfrente al boliche y en eso veo que a donde había estacionado un auto marca VW modelo Vento que se empieza a sacudir, puse mi atención ahí y advertí que había una pelea. Veo justo cuando cae Fernando, vi claramente cuando le pegaban. Lo primero que veo es a Fernando como arrodillado tratando de defenderse con los brazos, él imposibilitado de pegar, solo tratando de defenderse”.

“Uno de los que vi fue el de camisa negra desprendida (Thomsen). Ese chico parecía el líder del grupo, era el que iba al frente, el que más pegaba. También vi que le pega una segunda persona, que llevaba una remera de color blanca, de pelo corto con rulos, pantalón largo oscuro, de tez blanca... Había dos más que estaban de espaldas a mí que también le pegaban patadas a Fernando. Solo vi que llevaban ropa clara arriba”, agregó el joven en su declaración en la Fiscalía Descentralizada de Villa Gesell.

El testimonio del turista involucró a 7 de los rugbiers implicados, con diferentes roles al momento de la golpiza. Los rugbiers detenidos son Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20).

Comentá y expresate