Dalma Maradona reveló detalles desconocidos del último adiós a Diego y contó por qué no saludó a Cristina Kirchner en el velorio. “Fue confuso”, dijo en una entrevista con Los ángeles de la mañana.

En las imágenes que se vieron aquella tarde, se pudo observar a la vicepresidenta darle un cálido abrazo a Claudia Villafañe, pero fue distante con Dalma y Gianinna. Incluso, las cámaras de televisión mostraron a Dalma negando con la cabeza. “Primero la saluda a mi mamá y cuando nos viene a saludar a nosotras, nos dice: ‘No nos abracemos por esto del Covid’, y nosotras dijimos: ‘No, obvio’”, recordó la hija mayor de Diego. Y de esta manera, intentó restarle importancia a una situación sobre la que “se dijeron tantas pavadas”.

Dalma habló sobre la relación que tuvieron ella y su hermana, Gianinna, con su papá en los meses previos a su muerte. “Nunca nos interesó que la gente se enterara si íbamos a verlo o no. Estábamos desesperadas: íbamos hasta la puerta y no podíamos entrar, y él nos llamaba y nos decía: ‘¿Por qué no vinieron?’. Era de locos. Era raro porque no podíamos llegar de ninguna manera. Era una organización”, explicó la actriz.

“Llegó un momento en que no tenía ganas de explicar cuándo lo iba a ver, cuándo no, si estaba peleada. Si yo estaba enojada y no le hablaba, era problema mío y de él. Hay gente que todavía me pregunta si conoció a mi hija. Es agotador”, dijo Dalma. Y aseguró: “Yo con él resolví lo que tenía que resolver. Muchas veces con Gianinna quedamos como las malas, las locas, para no exponerlo a él. La gente no sabe nada de nuestra relación”.

La hija de Diego se refirió al velatorio que se realizó en la Casa Rosada.“Queríamos hacer algo privado por nosotras, por él, por su familia; nos merecíamos tener la despedida. Pero sentíamos que estaba lo otro: a él le hubiera gustado tener una despedida masiva. No sabíamos si hacerlo privado o público: sabíamos que cualquier decisión iba a estar mal”, indicó.

“En un momento lamentablemente, no culpo a toda la gente, se desmadró de una manera horrible. Tiraron gases lacrimógenos adentro. Me di cuenta porque le pasó a mi marido. Empezó a venir la gente muy cerca y no fue porque nosotras anunciamos que el velorio terminaba, fue antes. Y tuvimos que tomar la decisión de terminarlo porque no estaba bien lo que estaba pasando. No era la forma. En ese momento dijimos: ‘No da para más, se tiene que terminar’”, manifestó Dalma.

“No fue la idea dejarlo cinco días: no estaba preparado para que eso sucediera. No lo íbamos a hacer. ¿Para complacer a quién?, cuando lo más importante es él”, cuestionó. Y agregó: “Fue horrible tener que escuchar pavadas, como que había pedido que lo embalsamaran. Con mi papá nunca hablamos de su muerte. Sí, nos había manifestado hace mucho tiempo que si alguna vez le pasaba algo, él quería estar con sus padres. Eso, sí o sí, dijimos que se tenía que cumplir”.

Al ser consultada sobre el impedimento que sufrió Rocío Oliva de ingresar al velatorio, Dalma aclaró que su madre no fue responsable de la determinación. “Solo voy a decir que no fue mamá. Ella no tomó ninguna decisión, pero a Rocío le servía decir eso para armar bardo”, sostuvo Dalma sobre la última pareja del exentrenador de la Selección. Y ante la insistencia del periodista Angel de Brito para saber quien dejó afuera a Oliva, Dalma pidió: “Prefiero dejarlo ahí. Como siempre vamos a tener la culpa nosotras, da igual lo que diga”.

Dalma también criticó el tratamiento médico encabezado por el doctor Luis Luque. “Hay muchas negligencias”, indicó. Y por esa razón, indicó que los involucrados deberían estar “presos ya”, sin “esperar nada” de tiempo. “Sigo leyendo declaraciones y sigo llorando. En algún momento alguien la tiene que pagar. Por perejiles, por no hacer bien tu trabajo, por cholulos. A mí nadie me va a devolver a mi papá. Pero mínimo, justicia”.

“Ese destrato, ese maltrato. Me puteaban a mí y a Gianinna y después, lamentablemente y con todo el dolor de mi alma, el tiempo me dio la razón. Estaban más preocupados por salir a los medios que por hacer bien el trabajo”, manifestó.

Comentá y expresate