En los recesos ingresaban los tres colaboradores que cada uno tenía permitido. Así conformaban pequeños grupos para intercambiar ideas y consejos sobre lo dicho y lo que vendría. Montenegro y Arroyo se alejaban de las cámaras y realizaban estas reuniones en los pasillos del canal. El resto eligió quedarse en el estudio, rodeado de su gente. “Estás muy bien”, “perfecto”, “recordá esto”, se escuchaba en torno a cada uno.

debate intendentes 2019 19.jpg
Foto: Juan Mathias
Foto: Juan Mathias

A medida que avanzaba el programa, en medio de la tensión, otra batalla: cada vez más difícil les resultaba ceñirse a los límites temporales. Así se dieron primeros casos con respuestas incompletas. El alivio llegó cuando los conductores recordaron que, más allá el tope acordado para cada intervención, tenían 10 segundos de tolerancia.

Una hora antes comenzaron a llegar los primeros candidatos a Canal 10. El intendente Carlos Arroyo fue el primero en llegar, acompañado por su hijo Guillermo y el candidato a concejal Hernán Tillous. Gustavo Pulti fue el que hizo punta pero en el ingreso al estudio, para acercarse a los atriles, corroborar su ubicación y comprobar que todo estuviera en orden para ubicar sus apuntes. Luego se retiró para intercambiar unas últimas palabras con sus asesores, mientras los otros cuatro candidatos repetían la misma labor y probaban los micrófonos.

debate intendentes 2019 9.jpg
Foto: Juan Mathias
Foto: Juan Mathias

Con sonrisas de por medio, ya maquillados, cada uno recibía indicaciones para saber a qué cámara mirar y en qué momento. Raverta lucía su mejor sonrisa, mientras que Pulti y Bonifatti, cada uno en su lugar, ofrecían gestos de confianza. Por otra parte, Montenegro y Arroyo se mostraban serios y atentos a las indicaciones.

El ambiente fue tranquilo y ameno, y los candidatos observaron las pantallas en silencio, mientras emitían una serie de videos con sus perfiles. Se abría paso a la presentación de cada uno y, concentrados, acomodaban sus discursos al tiempo límite de 90 segundos.

pulti debate 2.jpg

En cada turno Pulti, Bonifatti y Raverta hablaron a la cámara como si pretendieran atravesar la pantalla con sus palabras y los gestos de sus manos. Montenegro parecía ceñirse más a la idea de impactar con una mirada fija, mientras que el candidato de AM se perfilaba para observar a cada candidato que le realizaba o respondía una pregunta.

Se percibió en el estudio una relación de cercanía entre la candidata de Frente de Todos y el de Consenso Federal, dentro y fuera del aire. Compartieron indicaciones de los camarógrafos y algunas palabras y sonrisas durante los cortes. “Sé vos”, le recomendó un asesor a Arroyo, al que le sugirió que dejara su carpeta y levantara la mirada. Al siguiente bloque cambió su actitud, aumentó su confianza y comenzó su primera intervención con una anécdota personal.

debate intendentes 2019 7.jpg
Foto: Juan Mathias
Foto: Juan Mathias

En general se percibía un clima de respeto y simpatía dentro del estudio, donde Raverta aportaba chistes y Pulti agregaba comentarios. “¡Qué linda es la política!”, se le escuchó. Este ambiente no impidió la llegada de sonrisas irónicas y cruces durante las preguntas mutuas entre los invitados, así como una serie de gestos de sorpresa por parte de Pulti cuando Raverta comentó que había rechazado formar parte de su equipo. Pero cuando se apagaron las cámaras, todos se unieron para una foto. Saludos de por medio con el equipo de Canal Diez, los candidatos abandonaron el recinto para continuar el arduo camino hacia la decisión electoral.

Comentá y expresate