En momentos donde el debate por la tenencia de armas en Estados Unidos está más caliente que nunca, los incidentes con armas de fuego parecen encenderse en una ola de ataques en distintos estados que dejan múltiples muertos y heridos. Después de los tiroteos en Texas y Oklahoma, la policía de Filadelfia, en el estado de Pensilvania, informó que el sábado por la noche un grupo de atacantes disparó en una calle concurrida.

Como resultado de la balacera fallecieron dos hombres y una mujer. Los agresores huyeron tras la reacción de un oficial en la escena y fueron recogidos dos revólveres semiautomáticos.

La policía local informó que otras 11 personas resultaron heridas por el tiroteo en la zona de South Street en la ciudad de Filadelfia. Hasta el momento no se pudo localizar a los perpetradores del ataque.

Las 14 personas alcanzadas por los disparos tienen entre 17 y 69 años. La Policía también pudo identificar a las víctimas mortales: Gregory Jackson, de 34 años; Alexis Quinn, 27; y un hombre de 22 años cuyo nombre aún no se da a conocer, aunque se cree que uno de los presuntos atacantes está entre las tres personas asesinadas.

image.png

DF Pace, inspector de la Policía, señaló que "había cientos de personas disfrutando de South Street, como lo hacen todos los fines de semana cuando estalló este tiroteo".

Los heridos fueron trasladados a centros sanitarios para que reciban una atención médica rápida. Los tres fallecidos "fueron declarados muertos tras llegar a los hospitales con múltiples heridas de bala".

En palabras del alcalde de la ciudad, Jim Kenney, el tiroteo fue "horrendo, despreciable y sin sentido".

Debate en Estados Unidos por la portación de armas

Los legisladores demócratas pretenden alcanzar la prohibición del uso de armas en el Congreso a través de un paquete de medidas que apuntan a un control más estricto sobre su portación. La votación está prevista para la próxima semana en la Cámara de Representantes.

Este es uno de los puntos que más divide a los republicanos y demócratas, lo que complica los procesos para lograr la aprobación de cualquier medida que busque controlar el uso de armas. En las últimas semanas, sin embargo, se reunieron grupos de ambos partidos para llegar a un consenso sobre una legislación sobre el asunto, lo que mantiene la esperanza para los demócratas y para gran parte de la sociedad norteamericana.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se expresó públicamente y a través de sus redes sociales sobre la problemática que acarrea la política estadounidense hace décadas y que parece extenderse en estos días. "He expuesto lo que haría con la violencia armada. La pregunta ahora es: ¿Qué hará el Congreso? El hecho de que la mayoría de los republicanos del Senado no quieran que ninguna de estas propuestas se debata ni se someta a votación es inconcebible. No podemos volver a fallarle al pueblo estadounidense", alegó.

image.png

Biden aclaró que lo que él propone "no se trata de quitarle los derechos a nadie", sino que "se trata de proteger a los niños". "Se trata de proteger a las familias. Se trata de proteger a las comunidades. Se trata de proteger nuestras libertades de ir a la escuela, al supermercado, a la iglesia sin que nos maten a tiros", continuó.

https://twitter.com/POTUS/status/1532507149770817542

En una lista de prioridades a resolver sobre esta cuestión, Biden dijo que se necesita "prohibir las armas de asalto", y que, en caso de que no se pueda, se debería "aumentar la edad para comprarlas de 18 a 21 años". También "prohibir los cargadores de alta capacidad, fortalecer las verificaciones de antecedentes, promulgar leyes de almacenamiento seguro y leyes de bandera roja", así como "derogar la inmunidad de responsabilidad de los fabricantes de armas".

"Deberíamos restablecer la prohibición de armas de asalto y cargadores de alta capacidad que aprobamos en 1994", dijo Biden, agregando que "en los diez años que fue ley, los tiroteos masivos disminuyeron". "Después de que los republicanos permitieron que la ley expirara en 2004, y se permitió que esas armas se vendieran nuevamente, los tiroteos masivos se triplicaron", explicó.

También dio la información de que "en las últimas dos décadas, más niños en edad escolar han muerto a causa de las armas de fuego que los policías en servicio y los militares en servicio activo combinados". "¿Cuánta carnicería más estamos dispuestos a aceptar?", interpeló Biden a sus ciudadanos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate