El Concejo Deliberante declaró la emergencia educativa en materia de infraestructura y salud escolar, en los tres niveles educativos, por el término de dos años en todo General Pueyrredon.

La propuesta, impulsada por la edil de Unidad Ciudadana Marina Santoro, se aprobó sobre tablas y estuvo respaldada por directores y consejeros escolares que se acercaron al recinto.

"Hoy dejamos en claro que esta sesión responde a una necesidad real de la comunidad educativa", afirmó desde su banca la concejal opositora. Además, destacó que "la educación en Mar del Plata está en emergencia".

Desde la bancada opositora solicitaron la renuncia del secretario de Educación de la comuna, Luis Distefano.

El pedido de emergencia estuvo respaldado por el radical Mario Rodríguez que remarcó la necesidad de "traer a debate la realidad de las escuelas". En esta misma linea, Ariel Ciano sumó reclamos, al igual que Santiago Bonifatti de Sumar y Marcelo Fernández de Acción Marplatense.

Comentá y expresate