El taxista acusado de abusar sexualmente de una pasajera de 17 años declaró este miércoles ante la Justicia y dio su versión del hecho. "La chica me pidió tener sexo, me dijo que la hiciera gozar. La relación sexual fue consentida", afirmó.

El chofer, de 69 años, declaró durante más de una hora ante el fiscal Fernando Castro. De entrada, reconoció que tuvo sexo con la joven en el taxi pero negó que la haya violado. "No sabía que era menor, ella me dijo que tenía 22 añosy que quería tener sexo conmigo. Yo al principio no quería, pero me agarró la mano y me la hizo poner en su vagina", contó.

El taxista fue detenido este martes por el abuso de la pasajera durante el trayecto que realizó a la madrugada desde la avenida Independencia y Garay hasta un descampado en la zona del estadio Polideportivo.

Pese a su estado de shock, la víctima llegó a sacarle fotos al chofer y a la licencia del taxi. Ese aporte fue clave para identificar al taxista, que fue detenido por efectivos de la DDI durante un allanamiento en su casa del barrio Villa Lourdes, donde además secuestraron el taxi -un Renault Logan- y una escopeta.

"Durante el viaje, la chica me chupaba la oreja mientras iba manejando.Me provocaba todo el tiempo", relató. En el único punto que coincidió la declaración del taxista con la de la víctima es que el hecho ocurrió en un terreno baldío ubicado cerca del Polideportivo.

El taxista pidió ser trasladado al pabellón evangélico de la cárcel de Batán y ahora aguarda la decisión del juez de Garantías Gabriel Bombini. En su declaración contó que padece múltiples enfermedades como diabetes, insuficiencia respiratoria y problemas cardíacos, entre otras. La estrategia de la defensa es solicitar el arresto domiciliario.

El hecho, que recién trascendió en las últimas horas, ocurrió el domingo 4 de noviembre alrededor de las seis de la mañana cuando la joven salió de bailar de un boliche de Playa Grande. "Como el tránsito estaba cortado por la maratón de Mar del Plata, un amigo la alcanzó hasta Independencia y Garay", dijeron los investigadores. En ese esquina tomó un taxi y durante el viaje a la chica le llamó la atención la conducta del chofer. "El taxista me está haciendo muchas preguntas", le escribió por WhatsApp a su amigo en medio del trayecto.

Según la reconstrucción del hecho que hicieron fuentes del caso, el chofer se desvió del recorrido y se detuvo en un terreno baldío, en inmediaciones del estadio Polideportivo, donde manoseó y abusó sexualmente de la menor. "Le sacó a la fuerza el pantalón y la ropa interior y la abusó", contaron los investigadores. Como pudo, la víctima logró zafarse y antes de salir corriendo le sacó fotos con su celular al taxista mientras se masturbaba.

El chofer está acusado por el delito de abuso sexual agravado con acceso y tras su declaración fue trasladado nuevamente a la cárcel de Batán, donde permanecerá detenido.

"El taxi había sido despintado y le habían quitado el ploteado y el cartel identificatorio. La licencia era alquilada", dijeron a Ahora Mar del Plata fuentes de la investigación.

Tras el abuso, la víctima quedó en estado de shock. Varios días después del hecho, se presentó en la fiscalía y radicó la denuncia. Los datos y pruebas contundentes que aportó fueron fundamentales para que los investigadores identificaran y detuvieran al taxista.

Comentá y expresate