Dos casillas de la zona de San Salvador y calle 234 quedaron totalmente destruidas luego de un incendio, que comenzó por una vela que había quedado prendida. Los ocupantes resultaron ilesos.

El viernes por la noche, una mujer de 27 años que vive en una de las viviendas se fue a dormir y dejó una vela encendida. En el transcurso de la madrugada, la llama de la vela tomó varios elementos que se encontraban a su alrededor y ocasionó un incendio. El fuego se propagó rápido y se expandió a una casilla contigua, donde vive un hombre de 36 años.

image.png

Al ver lo que ocurría, los vecinos dieron aviso a los efectivos de la comisaría decimoprimera, quienes llegaron y auxiliaron a los moradores. Ambos lograron salir de las viviendas y resultaron ilesos.

image.png

Personal de Bomberos del Cuartel Monolito sofocaron el incendio tras varios minutos de trabajo. No se requirió ambulancia ya que no había heridos, solo se registraron daños materiales. Finalmente, los ocupantes se quedaron en casas de sus vecinos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate