Juan Martín Del Potro se someterá el viernes a una serie de estudios complementarios para determinar el grado de la lesión que sufrió este jueves en el aductor de la pierna izquierda y que lo obligó a abandonar el partido de octavos de final del Masters 1000 de Roma ante el belga David Goffin cuando estaba abajo 6-2 y 4-5, con el saque del europeo, y luego de haber perdido dos sets points para nivelar el partido.

“Sentí algo raro en la pierna durante el primer set. Por el dolor se me hacía muy difícil moverme y resbalar”, expresó el tandilense, sexto en el ranking mundial y quinto preclasificado del certamen, tras abandonar el duelo ante Goffin.

Embed

La primera señal de que las cosas no iban bien para Del Potro se vio en el tercer game del segundo set, cuando durante un peloteo que lo obligó a deslizarse sobre el polvo de ladrillo, sintió una molestia en la zona del aductor y tuvo que abandonar la cancha por unos minutos para ser atendido por el fisioterapeuta.

Y la definitiva fue en el décimo game, cuando disponía del segundo set point, corrió a buscar una pelota y volvió a sentir el dolor en la zona afectada. Se tomó un punto más para pensarlo, pero ni siquiera pudo moverse para devolver el siguiente servicio de Goffin. Cantó el no va más, saludó a su rival y se fue bañado en aplausos.

Esta derrota no representa mayores riesgos para Del Potro en el ranking, ya que solo perderá 90 de los 180 puntos que defendía por haber llegado a los cuartos de final de la temporada pasada, y ninguno de sus perseguidores tiene chance de desplazarlo del sexto lugar esta semana.

Más tarde también anunció su retiro del dobles que integraba con Leonardo Mayer. Este jueves debía jugar ante la pareja de españoles formada por Marc y Feliciano López.

Comentá y expresate