El georgiano Nikoloz Basilashvili (34° del mundo) dio la sorpresa hoy en Beijing al derrotar al argentino Juan Martín del Potro (4°) en la final del ATP 500 de China que conquistó por 6-4 y 6-4.

El triunfo en el partido decisivo le permitió al europeo ganar el segundo título de su carrera tras el ATP de Hamburgo que también conquistó este año, el mejor de lo que va de su carrera.

Durante el partido el argentino se mostró afectado por las consecuencias de un cuadro gripal que padece desde hace casi una semana y que incluso puso en duda su participación en semifinales de este torneo, instancia que finalmente no disputó por el retiro de quien iba a ser su contrincante, el italiano Fabio Fognini.

Comentá y expresate