El juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti dispuso la elevación parcial a juicio de la denominada causa “Cueva III”, que investiga delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en el centro clandestino de detención que funcionó en la Base Aérea Militar de la ciudad, informaron fuentes judiciales.

El magistrado dispuso que cinco de los acusados en esta investigación enfrenten un juicio oral y público, luego del requerimiento presentado en ese sentido por el titular de la Fiscalía Federal 2 de la localidad balnearia, Nicolás Czizik.

Los imputados son los militares retirados Emilio Guillermo Nani (73), Juan José Banegas (62) Ramón Seferino Silva (74) y Miguel Angel Ruiz (71), y el abogado y ex integrante de la organización de ultraderecha Concentración Nacional Universitaria (CNU), Eduardo Salvador Ullúa (66).

Los cinco están imputados por delitos cometidos en el centro clandestino de detención conocido como “La Cueva”, que funcionó en el edificio del viejo radar de la Base Aérea marplatense, situado junto al aeropuerto local, sobre la ruta 2.

Este centro de detención, que es objeto de investigación en otros procesos abiertos en la justicia federal marplatense, estaba bajo el control operativo del Ejército, fuerza que desde la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601, en Camet, al norte de la ciudad, comandaba la denominada Subzona Militar 15 de la provincia de Buenos Aires.

El fiscal consideró en este tramo de la instrucción que los delitos investigados “se enmarcan en el contexto de la organización y funcionamiento de una estructura estatal ilegal (…), la cual tenía como propósito llevar adelante un plan clandestino de represión, comprensivo de la masiva y sistemática violación de los derechos humanos”.

Según Czizik, los imputados “han tomado parte de una asociación ilícita durante el plan sistemático de represión ilegal llevado adelante por las Fuerzas Armadas en el período comprendido entre 1976 y 1978”.

Ruiz, Nani, Silva y Ullúa están procesados además por los delitos de privación ilegítima de la libertad, agravada por mediar violencia y amenazas y tormentos, y por homicidio calificado por ensañamiento, alevosía y por haber sido cometido por dos o más personas.

Ullúa está detenido actualmente en la Unidad 34 de Campo de Mayo; Ruiz, Nani y Silva llegarán al juicio oral con prisión preventiva bajo arresto domiciliario, mientras que Banegas se encuentra en libertad.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate