“Llegamos a las 5 y vemos quien entró y quién no, así nos vamos dando cuenta quién sigue y a quién echaron”, confía una trabajadora de Textilana para reflejar el clima de tensión cotidiana que se vive a raíz de una seguidilla de despidos que se viene registrando en la empresa durante los últimos meses.

Aseguran que durante el último semestre se registraron unas 40 cesantías de empleadas de la firma, en la mayoría de los casos alegando abandono de tareas cuando esas trabajadoras habían presentado certificados médicos para justificar la falta por problemas de salud, casi siempre derivados de su labor en esta planta fabril.

"Llegamos a las 5 y vemos quien entró y quién no, así nos vamos dando cuenta quién sigue y a quién echaron", confía una trabajadora de Textilana

“Es una violencia brutal la que sufrimos”, asegura a Ahora Mar del Plata la delegada de Comisión Interna, María De Matheis. Recodó que el último caso se registró este último viernes, con una empleada a la que no se le permitió el ingreso y comunicó el despido porque tenía una lesión en la mano. “Una tendinitis derivada de una tarea que le asignaron”, explicó.

Contó que los despidos son “por goteo” y se van dando “de a uno o dos”, de manera periódica y con distintos argumentos. Advierten que quienes presentan lesiones no logran que los representantes de la empresa les acepten los certificados médicos, por lo que los hacen llegar por telegrama para que quede constancia.

“Las lesiones que constan en esos certificados tienen que ver con el exigente ritmo de trabajo y las tareas que se disponen para cumplir con la producción”, se indicó.

"Las lesiones que constan en esos certificados tienen que ver con el exigente ritmo de trabajo y las tareas que se disponen para cumplir con la producción", se indicó.

De Matheis recordó que la denuncia de estos despidos se hará notoria este lunes, cuando se conmemore el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Sumarán estos casos a los petitorios y manifestaciones que se hagan por esta fecha. “Denunciamos que sufrimos violencia laboral y psíquica”, dijo sobre el contexto laboral que afrontan.

También denuncian que a la par de los despidos se están registrando incorporaciones de nuevas trabajadoras en condiciones precarizadas. “Están cambiando gente con antigüedad por otra nueva, fuera de convenio”, denuncia. Puntualizó que los flamantes ingresos no perciben los aumentos acordados en marzo a partir de un acuerdo entre patronal y remio.

Comentá y expresate