Las condiciones de superpoblación y hacinamiento en el complejo penitenciario de Batán ya no eran aptas para tener una vida digna antes de que comience la pandemia por el coronavirus. Con el transcurso de los meses la situación se sigue agudizando.

Actualmente hay 1885 personas privadas de su libertad. En la unidad 44, donde están alojados los detenidos masculinos que cumplen condena, hay 1210 reclusos. En la unidad 15, donde aguardan los detenidos que aún no tienen condena firme, hay 564. Mientras que en la cárcel mujeres hay 81 detenidas.

La superpoblación actual es de 500 reclusos si se toma en cuenta que la capacidad máxima de la unidad 44 es de 900 personas y la de la unidad 15 es de 372.

Debido a esta situación, algunos de los detenidos tienen que dormir en el piso en celdas donde hay más de seis personas alojadas.

superpoblacion batan.jpg

Además, las condiciones de sanidad e higiene no son aptas para poder subsistir en este contexto actual. Desde que comenzó la pandemia los reclusos estuvieron en varias oportunidades sin agua y con las cloacas desbordadas.

"La situación edilicia del complejo muchas veces fue judicializada y mediante habeas corpus se pudo lograr arreglar una situación puntual. Pero todo son parches para un complejo que esta sobrepasado de capacidad y que alberga más personas de las que en su momento se planificó", aseguró a Ahora Mar del Plata Juan Tapia, juez de Garantías e integrante de distintas mesas de trabajo que buscan mejorar la situación carcelaria de la provincia de Buenos Aires.

La Comisión Provincial por la Memoria lanzó un nuevo informe sobre las violaciones a los derechos humanos que genera el punitivismo. En el se detalló que la sobrepoblación en cárceles llegó al 118% y en comisarías al 217%.

"Entre 2015 y 2019, murieron 550 personas bajo custodia del Estado; 11 muertes por mes. El 78% de esas muertes fueron por enfermedades no atendidas, es decir, muertes evitables", asegura el informe.

Durante le 2019 se generaron “índices récord de prisionización y sobre-encarcelamiento”. Hubo un incremento del 9% interanual de la cantidad de detenidos. En toda la provincia hay 51 mil detenidos y solo 21 mil plazas disponibles para albergarlos.

"Las condiciones que se viven en el complejo de Batán son muy similares a las que se detalla en el informe de la Comisión", contó Tapia.

Embed

Por otro lado, el juez de Garantías detalló que desde que comenzó la pandemia solo un recluso tuvo coronavirus. "En la unidad 44 ningún recluso se enfermó, si lo hicieron dos penintenciarios, y en la 15 hay un detenido asilado con coronavirus y seis agentes", detalló.

En el penal de mujeres la situación está más controlada. "En la unidad 50 tampoco hubo contagiadas pero si hay tres penintenciarias enfermas. Esto se debe a que las mujeres alojadas en batán fueron las primeras en toda la provincia en decir que no querían recibir visitas para preservar su salud", finalizó Tapia.

El informe completo de la Comisión Provincial por la Memoria:

Embed

Comentá y expresate