Uno todavía tiene un neumático de automóvil calzado en el cuello. A otro, con mucho esfuerzo y por sobre todo mucho riesgo para quien asumió la tarea, lograron cortarle y quitarle un trozo de red que se había convertido en una potencial horca. Ambos casos reflejan el cotidiano peligro de vida que afrontan los lobos marinos expuestos a desechos arrojados o caídos en el mar desde embarcaciones que operan en el puerto local.

“Esto demuestra que a pesar que se hacen el Día del Medio Ambiente, esto y lo otro, queda a la vista que en esta ciudad no se cuida nada”, advirtió Juan Lorenzani, uno de los responsables de la Fundación Fauna Argentina que realiza un permanente monitoreo de la colonia de lobos marinos de la Escollera Sur marplatense.

Embed

Los trabajos se realizaron en ese espacio lindero a la posta de inflamables, donde está la mayor cantidad de animales de esta especie, y también sobre la Banquina Chica, donde otros pocos se ubican cerca de las lanchas amarillas y complementan una postal que tiene una gran fuerza turística pero también un costado preocupante que merece atención de las autoridades.

Esta semana habían advertido que dos de los lobos marinos calzaban con distintos elementos en el cuello, lo que los exponía a una eventual situación de asfixia. La acción más exitosa fue cerca del sector de lanchas amarillas, donde con un corta zuncho –un implemento de fabricación casera- lograron cortar la soga y la red trabada unos 15 centímetros por debajo de la cabeza del mamífero.

Embed

Mucho más difícil y riesgoso fue el intento en la lobería, donde encontraron al animal que tiene casi a modo de collar un neumático de un automóvil mediano. La intervención se hizo en medio de decenas de lobos marinos, lo que implica peligro para la persona que tomó la responsabilidad. “Se hizo lo posible pero no se pudo, así que crearemos una nueva herramienta para tener mejor suerte”, explicó Lorenzani, que registró lo actuado en fotos y video.

“Es un problema grande la contaminación que se sufre en estas aguas”, insistió en un llamado de atención a los propios pescadores pero también a las autoridades responsables del área, tanto las de seguridad como los organismos encargados del cuidado ambiental.

Comentá y expresate