Un entrenador de fútbol de menores femenino de Cipolletti, Río Negro, fue denunciado por una madre de acosar a su hija de 13 años a través de mensajes en su celular. El hombre de alrededor de 50 años envió una serie de mensajes por Whatsapp a una nena en los que manifiesta su intención de verla en “microbikini” además de hacerle comentarios poco apropiados. El caso de Grooming no llegó a la justicia pero tomó estado público en Río Negro y Neuquén donde desató una fuerte polémica.

Se trata del Juan Vázquez, entrenador del Club San Lorenzo de Cipolletti. Cuando los mensajes llegaron hasta los medios locales, Vázquez llegó al punto de amenazar con que estaba pensando en suicidarse por la repercusión que había alcanzado un hecho que él calificó como una “broma”.

chat1.jpg

Los mensajes comenzaron hace un par de semanas y se volvieron continuos al punto de incomodar a la menor quien terminó por mostrárselos a su madre. La chica tuvo una lesión durante uno de los entrenamientos y el entrenador aprovechó para hacerle masajes que luego se encargó de recordar en la conversación. Durante los días en que la menor dejó de asistir al club, el hombre continúo enviándole frases que dejaban poco espacio a la duda sobre sus intenciones, denunció la familia.

“Me ponías nervioso cuando te hacía masajes en tu pierna. ¿A vos no te agarraban nervios?”, le dijo Vázquez en uno de sus avances. “Qué tal, pero qué foto clavamos, eh. Estamos copados, en Mardel va a hacer con una microbikini”, agregó después. “Me quedé con ganas de abrazarte ayer. Te estaba mirando en esa foto (de perfil) así te recuerdo porque ya me estoy olvidando de vos. Al menos veo esa foto porque no tengo otra. Si no, me vas a tener que mandar una”, fue otro de los mensajes enviados a la menor por parte del adulto.

La menor comenzó a ponerse cada vez más tensa, al punto que su madre detectó la anormalidad y tomó su celular. “Hola, perdón por lo que pasó. Reconozco que me desubiqué pensando que era una broma. Es una pena que esto se haya tomado mal, no fue mi intención, le pido mil disculpas a ella y a ustedes, no sé qué más decirles, ya borré todos los números, así que no hay más problemas”, escribió Vázquez cuando fue increpado por la madre que no dudó en dar a conocer el caso en Facebook y en los medios regionales. “Hablarle así a una nena de 13 años no es un chiste”, fue la devolución. “Sos un tipo grande y es un asco q le hables así. Ella se sentía incómoda y x eso lo contó”, le increpó.

chat2.jpg

Vázquez acudió también a la red social para advertir que estaba pensando en suicidarse. “Me conecté porque mi abogado me lo pidió, y así les cuento lo que sucedió con esta chica. La verdad es que sí hay mensajes, pero nunca pensé que lo iban a tomar para escracharme de esta forma. La gente que me conoce sabe que yo no soy esa persona que dicen que soy. Hay mensajes que no corresponden en esa captura que anda dando vueltas. Hoy me presento a la Justicia para ponerme a disposición y que vean todo lo que tengo. No es justo lo que estoy pasando yo, y mi familia. Quiero decir que esto está armado por alguien e iré a fondo para ver quién lo armó y espero que se retracten por lo que han dicho y hecho”, retrucó el entrenador en su cuenta de Facebook.

“Con lo que han hecho me despojaron de todo lo que más quería, mi familia, mis actividades. La verdad me quitaré la vida porque no podré seguir viviendo con lo que hicieron. Por unos mensajes que sacaron, y que además ya le pedí disculpas a la familia y a la chica por si les molestó”, concluyó.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate