La Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires presentó, a través del Consejo Escolar, una denuncia contra transportistas y empresas de transporte de General Pueyrredon por fraudes e irregularidades.

Se trata de una denuncia penal por los delitos de defraudación en perjuicio de la administración pública y asociación ilícita contra quienes también prestaron servicio en Lincoln y Roque Pérez.

En Mar del Plata no se realizaban la totalidad de los recorridos o se efectuaban con menos vehículos que los estipulados.

Por ejemplo, se auditaron 31 recorridos, que por contrato se debían realizar con 43 vehículos para transportar 1.304 alumnos. Se constató que solamente se efectuaban 15 recorridos con 17 vehículos, que trasportaron 689 alumnos.

La denuncia se efectuó tras obtener información de diferentes auditorias, investigaciones y análisis sobre los documentos de rendición de órdenes de pago y sus anexos complementarios. De esta manera, se constató la articulación de acciones para ocultar un monopolio en la prestación del servicio, lo que podría implicar además un intento de evasión fiscal en términos de reducción de la carga impositiva.

En ese sentido, se detectó la existencia de contratos con transportistas que poseen como apoderados a una misma persona, donde especifican la misma flota de vehículos e inclusive con los mismos choferes. También se encontraron facturas confeccionadas con una tipografía similar caligráfica.

El subsecretario de Educación bonaerense, Sergio Siciliano, indicó a Telediario,el noticiero de Canal Diez que estas maniobras “se sospechaban”, pero ahora cuentan con “información concreta para denunciarlos”.

“La Justicia debe establecer cuánto de esto se llevó a cabo. Además, deberá indagar cuánto hace que cobran por recorridos y servicios que no se brindaban, y de cuánto eran los montos”, agregó.

Mientras se investiga, se abrió una nueva licitación “abierta, publica y trasparente” para que puedan participar otras empresas que deseen brindar servicio. Mientras tanto, las firmas cuestionadas deberán continuar porque “las respuestas tienen que darlas ante la Justicia”.

Embed

Comentá y expresate