domingo 7 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PROMESA

Amor por Aldosivi: Bebu pedaleó 400 kilómetros para alentar desde la tribuna en el histórico clásico

El hincha que vive en La Plata viajó en bicicleta para estar en los festejos previos y el partido en el Estadio José María Minella.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La locura que desató este cruce entre Aldosivi y Alvarado, que al fin será realidad este sábado después de 27 años, tiene manifestaciones que marcan el hito histórico que representa: populares agotadas, récord de venta de camisetas, banderazos de las hinchadas y promesas como la de Bebu, el hincha que pedaleó desde La Plata para ver el partido.

“Soy socio de Aldosivi, quería estar en la cancha como sea y acá estoy, en Mar del Plata, después de la inundación que tuvimos allá y 400 kilómetros en bicicleta”, contó enfundado en una camiseta histórica del club de la década del 70 y decidido a no perderse nada de la previa.

Por eso estaba esta noche por el predio, desde donde comenzó la primera movilización de los simpatizantes del Tiburón. Este sábado, previo al partido, habrá otra y multitudinaria camino a la cancha.

Un grupo de hinchas lo esperó y eternizó el momento de la llegada a la rotonda de Constitución y Ruta 2, donde lo abrazaron cuando arribó extenuado, casi sin aire ni fuerza en las piernas, pero muy feliz con la misión cumplida.

bebu.png

Recordó que la partida, a comienzos de la semana, coincidió con la tremenda inundación que se vivió en el norte de la provincia de Buenos Aires, por lo que arrancó desde La Plata bajo el agua. Lo mismo le ocurrió en varios tramos de la primera mitad de viaje. “Iba bajo chaparrones, con viento, fue increíble”, asegura.

Cita situaciones en el camino, cuando automóviles se le acercaban y los conductores y acompañantes lo alentaban. “Sentía que me decían Vamos Verde, y me daban más fuerza para seguir”, dijo sobre un recorrido en varios días y en el que aseguró que por momentos “pasé sufrimiento, hambre, sed, cansancio, de todo”.

Si bien vive en La Plata, su corazón está no solo en Mar del Plata sino muy puntualmente en el puerto, donde tiene un amor inquebrantable por Aldosivi, al que ha venido a ver en varias oportunidades con viajes en tren o con amigos.

Pero este fue especial: “Tenía una promesa por cumplir y solo se trató de pedalear y meterle mucha garra, como la que tienen que poner los jugadores el sábado en la cancha para ganar este partido”, remarcó el protagonista de esta nota destacada de la previa del clásico.

En cuanto al resultado se mostró tranquilo pero con ánimo de que el esfuerzo que hizo para estar aquí tenga su premio. “Que la recompensa sea grande por todo lo que me costó llegar”, dice sobre lo que se interpreta como un buen resultado.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar