lunes, 22 de julio de 2024
16.6 C
Mar del Plata
Deportes

Champions League: la tecnología de punta que usó Liverpool

Futbolistas como Alexander-Arnold fueron vistos en días previos a la final de la Champions League entrenando con un curioso aparato en sus cabezas.

En plena jornada de entrenamiento de cara a la final de la UEFA Champions League, que finalmente ganó el Real Madrid, los jugadores del Liverpool utilizaron unos sensores cerebrales que sirven para tener mayor concentración en determinados momentos y mejorar el estado mental para rendir mejor en la cancha.

Estos aparatos, que jugadores como Trent Alexander-Arnold se colocaron en la cabeza, son un tipo de tecnología utilizada para entrenar el cerebro con el objetivo de mejorar el estado de concentración de un jugador en momentos clave de un partido. Momentos como la ejecución de un penal, un tiro libre o un córner.

Estos artefactos recogen datos del funcionamiento del cerebro, con un sistema similar a un electrocardiograma o un detector de mentiras, y posteriormente por medio de programas especializados se descifra la información recopilada. Luego de registrar la actividad cerebral por medio de estos cables, se pueden identificar los aspectos en los que es necesario optimizar los niveles de concentración.

En este caso, la figura de Arnold utilizando los sensores se debía a que el futbolista inglés se encarga de la pelota parada en el Liverpool, conjunto que dirige tácticamente Jürgen Klopp.

image.png

Estos sistemas de monitoreo cerebral son utilizados principalmente en ciertos procesos en los que es necesario recurrir al uso de la anestesia, para así poder llevar un control de cómo el oxigeno llega al cerebro. Con esta tecnología se busca llegar a conocer en qué aspectos de las actividades cotidianas de las personas, como leer o estudiar, hay fugas de atención y así poder mejorarlo.

Por ejemplo, si este sistema es aplicado en niños con ciertos problemas de atención, entonces se podrá reconocer en qué momentos precisos y en qué actividades especificas estos niños pierden su concentración para poder hacer un mejor diagnóstico y buscar una mejor solución.

Los electrodos por sí solos no van a mejorar el rendimiento mental de las personas. “Digamos que los sensores son micrófonos que permiten escuchar a las neuronas”, explicó María López, CEO de la empresa Bitbrain, especializada en desarrollar sensores que detectan la actividad cerebral y el software que analiza los datos.

Seguí leyendo