jueves 16 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
HISTORIA

El primer director técnico del "Dibu" y el recuerdo de los pasos iniciales del arquero campeón del mundo

Jorge Peta estuvo en el programa de streaming Desde la Tribuna y repasó los inicios de la carrera del arquero marplatense

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Jorge Peta, el primer director técnico del “Dibu” Martínez en Mar del Plata, visitó el estudio de Canal 8 durante el programa Desde la Tribuna, que se emite todos los miércoles a las 19 horas por YouTube.

“Pasó todo muy rápido, aunque fueron muchos años. Se le dio todo enseguida, pero tuvo que sufrir cuando estaba en Inglaterra y no lograba afianzarse”, repasó.

“Siempre tuvo una mentalidad muy fuerte. Se fue a probar a River y a Boca, no quedó y no venía bajoneado, parecía que le daban cuerda. De chiquito se veía que era distinto”, afirmó quien en la actualidad trabaja en las Formativas de River de Mar del Plata.

jorge peta dibu.jpg

Además, en la charla con los periodistas Juan Cruz Faguaga, Facundo Guglielmone, Maricel López y Bernardo Rolón, Peta aseguró que “siempre me decía que iba a jugar en Primera para ayudar a la familia, y también en la Selección Argentina, y que el día que agarrara el arco no lo sacaban más”. El “Dibu” tenía 11 o 12 años.

“Le decíamos de entrenar a las 2 de la tarde y llegaba media hora antes. Y se quedaba hasta más tarde y después entrenaba en la casa con el hermano”, recordó sobre la responsabilidad del actual arquero del Aston Villa inglés.

Luego, Peta recordó dónde entrenaban en los inicios del “Dibu” en San Isidro. “Era en la plaza de Einstein y 51. No teníamos arcos, los hacíamos con los buzos o mochilas. Pasto había en algunos lugares. Pelotas teníamos tres o cuatro. Tortugas y conos, no existían, poníamos botellas de gaseosa con arena para que no las tire el viento”, rememoró.

jorge peta dibu1.jpg

“Siempre quiso ser arquero, con la 90 lo ponían de 9 pero no le gustaba. Cuando jugaba con nosotros era un director técnico más, siempre ordenaba a los compañeros”, expresó.

“Entra a la cancha y se transforma, pero fuera es normal como cualquiera, familiero. Es un pibe normal, aunque muchos piensen lo contrario. Y nunca perdió los orígenes, siempre se acuerda de Mar del Plata y sus amigos”, dijo Peta.

Sobre las emociones de verlo atajando en la Selección Argentina, contó que fue a verlo a Córdoba y se abrazó con Beto, el padre, mientras la gente coreaba el nombre. “Fue una locura”, remarcó.

Embed

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar