lunes 21 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Deportes

Qatar 2022: la extraña cláusula que deberá cumplir la Selección Argentina al final del Mundial

La delegación albiceleste exigió una serie de reformas en su lugar de hospedaje en Doha para adaptarlo a las necesidades del plantel que conduce Lionel Scaloni.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El lugar en el que la Selección Argentina se hospedará durante su participación en el Mundial de Qatar 2022 tiene 8,1 kilómetros cuadrados. La Albiceleste ya hizo base anoche en la estructura elegida, ubicada entre la Universidad de Ciencia y Tecnología y el edificio que funciona como actual residencia de hombres, con la conveniencia de que se halla a apenas 20 metros de las impecables canchas de fútbol con iluminación en las que ensayará a diario.

Parte de la delegación, que incluye al cuerpo técnico, médico, empleados administrativos, seguridad, cocina, directivos más cercanos y dos jugadores (Franco Armani, y Federico Gomes Gerth, arquero juvenil que viajó como el único sparring), ya había visto cómo había quedado el lugar gracias a un video y fotos enviados a Buenos Aires para corroborar que lo que necesitaba la AFA estaba cumplido.

image.png

El pedido del cuerpo técnico para adaptar el lugar de hospedaje

Es que a pedido de Scaloni y su equipo de trabajo, al cerrar el acuerdo con la Universidad, la entidad que rige el fútbol argentino encargó una serie de obras en el espacio que ocupa la Albiceleste, para adaptarlo a la convivencia de las estrellas del seleccionado. “El toque estándar internacional ya se encuentra incorporado en las instalaciones deportivas de la Universidad y se han ejecutado detalles de acondicionamiento que fueron exigidas por la AFA”, reconocieron en junio las autoridades de la casa de estudios.

Fueron tres los proyectos presentados para dichas modificaciones y uno se impuso sobre los otros. En más de una oportunidad, representantes del combinado nacional se trasladaron para chequear el avance de las obras. Una de las cuestiones fue la renovación de dos sectores clave, como los que serán utilizados como salas de lavado y planchado para la indumentaria que llevó la utilería desde Ezeiza. Otra, la creación de un quincho con capacidad para alrededor de 100 personas y aire acondicionado incluido. Vale resaltar: las parrillas también fueron un agregado.

El predio cuenta de por sí con una pileta de natación, una playa seca con sombrillas y juegos para niños. El espacio también se acondicionó para el esparcimiento. A cada habitación se le agregó un televisor (la mayoría no tenía) y se reemplazaron las camas porque eran pequeñas.

image.png

La Universidad incluyó una peculiar cláusula en el contrato.

La cláusula ordena que cuando la Selección entregue la llave del predio, que será cuanto termine su participación en el Mundial, debe dejar las instalaciones exactamente iguales que como las encontró antes de modificarlas. Es decir, las autoridades prefieren mantener el perfil austero que poseían antes del desembarco de los planos albicelestes.

En consecuencia, por ejemplo, Argentina no compró los televisores, sino que los alquiló por espacio de dos meses. Y las camas más pequeñas que resultaron reemplazadas no se descartaron, sino que las guardaron en un deposito para volver a usarlas cuando la Selección retorne a Sudamérica.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar