lunes 5 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Deportes

Riquelme vs Bianchi: lo que cuenta Mauricio Macri en su libro

Macri explicó que la relación entre ambos ídolos del club no siempre fue la mejor y recordó que hubo varios cortocircuitos en la interna.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El expresidente Mauricio Macri presentó su último libro llamado "Para qué". La obra, editada por Planeta, es presentada como un relato del “misterioso camino hacia la felicidad”. “Es sobre mi viaje personal y lo que aprendí en él”, resume en la contratapa.

Si bien una gran parte del libro se refiere a los desafíos que atravesó el dirigente de Juntos por el Cambio (JxC) en Casa Rosada, Macri también se refiere a sus días como directivo del Xeneize. Ese espacio comprende definiciones hasta ahora desconocidas sobre dos de los principales ídolos de la historia de Boca: Juan Román Riquelme y Carlos Bianchi. En concreto, Macri explica que la relación entre ambos ídolos del club no siempre fue la mejor y recordó que hubo varios cortocircuitos en la interna.

image.png

“La convivencia con Riquelme, un jugador muchas veces desafiante y reacio a aceptar cualquier tipo de límites, fue un problema complejo para Bianchi. Fui testigo de varios desplantes del jugador hacia el técnico en los entrenamientos y en los viajes”, introdujo.

Y relató: “En la víspera de la final contra el Bayern Múnich en Tokio, recuerdo que me colé en entrenamiento para despuntar el vicio de patear la pelota, como hacía de chico. Los jugadores estaban corriendo alrededor de la cancha. Todos menos Riquelme, que en lugar de recorrer el perímetro del campo de juego se esforzaba en correr menos y giraba, desganado, en la línea central”.

“Román se acercó entonces hacia la zona en la que estaba junto al técnico y al preparador físico Julio Santella, y lo escucho decir: “Carlos, suficiente, ya está... no quiero seguir dando vueltas a la cancha”. Bianchi hizo un gesto de fastidio y yo me hice el distraído y seguí pateando al arco. Para Carlos, que se había destacado desde siempre por ser un hombre muy estricto en cuanto a la disciplina y el esfuerzo igualitario, que un jugador quisiera imponer su propio entrenamiento era algo inadmisible”, completó.

Macri aseguró además que los desafíos del actual Vicepresidente Xeneize a la autoridad de Bianchi se hicieron cada vez más frecuentes y que con el tiempo llegó a comprender que ese tipo de actitudes terminaron desgastando al técnico en el final de su primera etapa.

La actitud del 10 cambió en 2007, cuando el jugador dejó el Villarreal de España enfrentado con Manuel Pelegrini y se incorporó al plantel que en aquel entonces dirigía Miguel Ángel Russo. “Creo que Román sintió una profunda necesidad de demostrar que sus cualidades como jugador estaban intactas”, conjeturó. Y reconoció: “Riquelme volvió y fue la figura excluyente del equipo”. “A diferencia de lo que había ocurrido en el ciclo anterior, hizo la diferencia”.

Actualmente, 15 años después, Riquelme y Macri están enfrentados políticamente. El ex futbolista se presentó junto a Jorge Amor Ameal en las elecciones de 2019 y se quedó con la conducción del club luego de 24 años de gestión macrista. El “Topo” Gigio acumuló como dirigente varios títulos locales y actualmente el equipo se encuentra primero en la Liga Profesional de Fútbol. Igualmente, Macri tiene una mirada negativa sobre su labor: “Las mismas tensiones que provocó en su etapa como jugador, las vuelvo a ver en la actualidad, a partir de su transformación dirigente de fútbol”.

La anécdota forma parte de un capítulo titulado “Basta es basta” donde el ex presidente de Boca entre 1995 y 2008 recuerda su paso por el club, incluidos los cortocircuitos que tuvo con el ídolo Xeneize.

image.png

Como es actualmente la relación entre Riquelme y Bianchi

Más allá de los dichos de Macri, es sabido que la relación entre Riquelme y Bianchi es buena y hasta familiar. En cada oportunidad, el ex enganche defendió al DT y lo mismo hizo el entrenador con el exfutbolista.

Ya retirados, Riquelme y Bianchi se mostraron en varias ocasiones juntos para enviarles mensajes a los fanáticos. "Acá Román y yo, sé que es el día del hincha de Boca hoy... Que pasen unas felices fiestas y un muy buen año, felicidades", dice el Virrey en un video donde se los ve abrazados y sonrientes. Y Román, algo risueño, completa: "Acá el hombre es mitad de Vélez y mitad bostero. Yo soy totalmente bostero y les mando un beso grande, que la pasen muy lindo".

En contrapunto, ambos ídolos de Boca siempre se mostraron enfrentados a Macri en diferentes épocas. Los dos momentos más recordados son el "Topo Gigio" de Román hacia el palco donde se encontraba el en ese entonces presidente y el día que Bianchi dejó a Macri en una conferencia de prensa, molesto por las formas de la dirigencia cuando decidió no renovar contrato.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar