Y un día se rompió el invicto de Quilmes como local en la Liga Argentina. Esta vez, no supo cómo defender su reducto. Fue muy vulnerable en su aro y lo pagó con derrota, la primera ante su gente en la temporada. Deportivo Viedma fue el encargado de romper la racha, al imponerse por 87 a 83, en el último partido del "Cervecero" como local en 2019.

A Quilmes le costó plantar su defensa durante todo el primer tiempo. Los primeros 10 minutos fueron una clara muestra de lo que al elenco marplatense le costó defender: recibió 24 puntos y, si bien tuvo gol de la mano de Álvaro Merlo (6), perdió el primer cuarto (24-19).

La defensa de la primera línea fue el déficit de Quilmes en inicio del segundo parcial. En ataque fluyó con la buena lectura de Maciel y la inspiración de “Juane” De la Fuente, pero no pudo terminar de torcer la dinámica y se fue al descanso largo perdiendo 43 a 41.

La paridad se mantuvo en la reanudación. Quilmes no pudo corregir su defensa y recibió 20 puntos en el parcial. Pero adelante contó con Maciel inspirado para pasar y anotar y llegó al gol con naturalidad. En ese contexto, Deportivo Viedma mantuvo la ventaja hacia el cuarto final (63-61).

El partido fue palo y palo en el último cuarto. Maciel y De la Fuente se mantuvieron enfocados y Pelorosso aportó la cuota de gol de siempre. Pero Quilmes nunca pudo marcar la pauta defensivamente. Y en el último minuto Deportivo Viedma estuvo más efectivo, encontró el tiro abierto y se llevó la victoria de Mar del Plata.

Comentá y expresate