La Policía y personal municipal desarticularon una fiesta clandestina con 150 personas que se realizaba a la madrugada en una vivienda del barrio Las Heras, en el marco de los operativos de prevención y seguridad que se implementaron en Mar del Plata.

La reunión fue descubierta en una casa donde llegaron a identificar a unas 150 personas. Tras desarticular la fiesta y proceder al secuestro de los equipos de sonido y un carro utilizado para su traslado, uno de los jóvenes que estaba en la celebración le pegó una trompada a un policía en su ojo izquierdo y le provocó un corte.

image.png

El agresor fue aprehendido y quedó a disposición del fiscal de Flagrancia Guillermo Nicora por el delito de atentado a la autoridad y lesiones.

En el procedimiento participaron policías de la Comisaría 16 y de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), en conjunto con personal de Inspección General y Seguridad de la Municipalidad.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate