Si bien Jerry “Mike” Williams solía realizar la actividad todos los años, siempre regresaba pronto para pasar las fiestas junto a su esposa e hija. La preocupación de la mujer se expandió rápidamente al notar que su marido no volvía.

El mejor amigo del desaparecido, Brian Winchester, de inmediato se acercó a su familia para tratar de resolver el misterio y contener a la mujer en el duro momento que estaba atravesando.

Winchesterfue en busca de su gran amigo junto a la familia y otros seres queridos se dirigieron hacia el lago de la ciudad que había ido el hombre a cazar patos.

Luego de varias horas de búsqueda pudieron dar con la canoa. La embarcación se encontraba junto a la orilla, abandonada y a varios metros estaba su auto Ford Bronco.

Las autoridades locales se dispusieron a llevar a cabo una búsqueda más intensa. Con buzos y lanchas de rastreo emplearon la tarea y pudieron encontrar su licencia de cazar y su campera.

Los especialistas dedujeron en su momento que lo que había sucedido fue que Mike había sido devorado por cocodrilos que solían habitar esa zona.

Sin embargo, 18 años después se develó la verdad. Y es un poco más sofisticada y rebuscada que lo que se supuso en el 2000 posteriormente a las búsquedas realizadas.

Su mejor amigo, que había comandado el rescate del hombre perdido, confesó el martes 11 de diciembre el brutal crimen cometido.

El asesino confirmó que lo fusiló mientras ambos estaban pescando en la canoa que se encontró junto a la orilla. En un momento Mike se despistó, él le disparó y enterró el cuerpo para que nadie lo encontrara.

El criminal, para mayor sorpresa, confesó que actuó con su esposa, Denise, quien lo ayudó a culminar el crimen con el objetivo de poder estar juntos libremente. Habían establecido una relación amorosa desde 1997.

Además, la viuda posteriormente cobró un seguro de vida millonario que había sido armado meses antes por “el mejor amigo“ de su esposo. La mujer consiguió quedarse con 1,7 millones de dólares de la póliza.

En 2005 el homicida se divorció de su esposa Kathyy finalmente se unió matrimonialmente junto a su compañera criminal.

Sin embargo, la relación no fue del todo satisfactoria debido a que en 2016 él la secuestró, en un intento por mantenerla cerca suyo para siempre y por ese delito fue condenado a 20 años de prisión.

La declaración de Winchester realizada el martes por la tarde es la que deja al descubierto todo el siniestro plan que llevó a cabo junto a Denise.

Finalmente, las autoridades lograron hallar el cuerpo y notaron que en su esquelética mano tenía el anillo de bodas. Las pericias forenses correspondientes han determinado que murió como el homicida indicó: con un disparo en su cabeza.

Comentá y expresate