Efectivos policiales, personal de Inspección General y la Patrulla Municipal desarticularon una fiesta clandestina para 300 personas que se desarrolló el sábado por la noche en el balneario La Caseta.

Según informaron fuentes policiales, tras constatarse la realización de la fiesta clandestina, en el marco de la segunda ola de Covid-19 que afecta a Mar del Plata y al país, los efectivos arribaron al lugar cerca de las 23 y desarticularon el encuentro.

Los participantes de la fiesta fueron escoltados por personal policial hasta la salida del lugar para evitar mayores inconvenientes.

Asimismo, por disposición del juzgado federal en turno, se dispuso la clausura del lugar y se notificó al dueño del lugar y encargado del evento por infracción a DNU presidencial.

Comentá y expresate