Tras 26 allanamientos en Córdoba, Mendoza, Rosario, Ciudad de Buenos Aires y algunas localidades bonaerenses, fueron detenidas nueve personas acusadas de conformar un “grupo paramilitar” denominado “Compañía de Reserva Teniente General Mohamed Seineldín”. Se secuestraron “armas de fuego de diferentes calibres, uniformes militares, credenciales, insignias y jerarquías militares apócrifas”, entre otros elementos.

Las detenciones se produjeron en medio de 26 allanamientos realizados en diferentes provincias, a pedido del juzgado federal de Bell Ville. Están sospechados de integrar un grupo militar denominado “Compañía de Reserva Teniente General Mohamed Seineldín“. Seineldín fue un militar argentino condenado a prisión por participar en el alzamiento militar carapintada contra el gobierno democrático en 1988 y acusado de ser el ideólogo del alzamiento de 1990.

Fuentes de la investigación informaron al diario La Voz que “este grupo captaba voluntades a través de las redes sociales” y estaba integrado “tanto por personal civil como exmiembros de la fuerza”.

En los operativos se secuestraron 20 armas de guerra y elementos y documentación apócrifa del Ejército Argentino, además de material “nazi”.

Por orden del juzgado federal a cargo de Sergio Pinto y luego de una investigación “que demandó varios meses“, según los investigadores, se realizaron 26 allanamientos en Córdoba, Mendoza, Rosario, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las localidades bonaerenses de Glew, Moreno, Morón, San Miguel, San Isidro y Haedo.

Del operativo participó además el fiscal federal José María Uriarte, Gendarmería, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria, la dirección general de Investigaciones Criminales de la Policía de Córdoba y l a División de Inteligencia Antiterrorista de la Policía de Córdoba.

“Se logró establecer que este grupo tenía una estructura similar a una reserva del Ejército, tenían roles y jerarquías militares, así como también divisiones internas (jefatura, inteligencia, infantería)”, señaló un parte de novedades al que accedió La Voz.

“Realizaban ejercicios de instrucción militar y utilizaban armas de fuego para realizar tal tarea sin la necesaria autorización”, amplió el parte.

El informe además detalla que secuestraron “armas de fuego de diferentes calibres, uniformes militares, credenciales, insignias y jerarquías militares apócrifas. Cascos balísticos, chalecos antibalas, equipo táctico, armas de fabricación casera, máscaras de gas; telefonía celular, computadores y gran cantidad de municiones”.

El grupo no fue vinculado con ningún partido político, advirtió una de las fuentes.

Según publica Cadena3, el operativo se llevó a cabo a partir de una denuncia radicada por el propio Ejército Argentino tras una investigación llevada adelante por la División de Inteligencia Antiterrorista (DIA) dependiente de la D.G.I.C.

Comentá y expresate