Los efectivos llegaron hasta el lugar tras un llamado al 911 y constataron que en una casa de O’Higgins al 1300 se desarrollaba una fiesta clandestina. En el lugar había al menos diez jóvenes.

En el lugar se identificó a la propietaria de la casa, la adolescente de 18 años, como así también al resto de los participantes, quienes fueron notificados de la formación de la causa por infracción al DNU Presidencial.

A partir de la prohibición de este tipo de encuentros por la pandemia del coronavirus, la Municipalidad habilitó un número de Whatsapp para realizar denuncias anónimas. Quienes quieran dar aviso de una fiesta clandestina podrán comunicarse a través de la aplicación de mensajería al (0223) 436-8599.

Comentá y expresate