Personal de Inspección General clausuró una fiesta electrónica que no contaba con habilitación. El evento, desarticulado antes que comience, se iba a desarrollar el viernes en un balneario ubicado en la zona sur de la ciudad.

Al respecto, Emilio Sucar Grau, titular de Inspección General, señaló: "Nos encontramos abocados a realizar la tarea que constantemente nos pide el intendente Arroyo, la cuál consiste en cuidar a cada vecino de la ciudad y evitar que se desarrollen actividades ilegales".

Por su parte, Nicolás Tedros, director General de Inspección General, informó que “el viernes nos dirigimos a un balneario de la zona sur de la ciudad porque habíamos constatado la venta de entradas para una fiesta electrónica a través de Facebook y de la radio".

Por otra parte, en la mañana del domingo se clausuraron dos after party que funcionaban en pleno centro: uno en calle Corriente y el otro en Entre Ríos. Ambos carecían de las condiciones reglamentarias, higiénicas, sanitarias, estructurales y de seguridad para su funcionamiento.

Comentá y expresate