La Policía Federal desbarató una banda criminal dedicada a organizar una red de préstamos usureros bajo la modalidad "Gota a gota", a través de personas que acudían a ellos para acceder a préstamos de dinero a tasas excesivas y fuera de la regulación de las entidades financieras que controlan la actividad.

El procedimiento consistió en una serie de diversos allanamientos llevados a cabo en Mar de Plata y Bahía Blanca, por una orden judicial dispuesta por el Juzgado Federal N° 1, a cargo de Santiago Inchausti, en el marco de una investigación llevada adelante por el fiscal Nicolás Czizik.

La Policía allanó una docena de domicilios y detuvo a siete personas de nacionalidad extranjera. Además secuestró una importante cantidad de elementos probatorios, consistente en material documental y bienes registrables producto de la maniobra ilegal, como así también dinero de moneda nacional y extranjera que superaría el medio millón de pesos.

Este tipo de maniobras responde a una metodología criminal que opera en diversos puntos de Lationoamérica bajo la modalidad "gota a gota", donde personas con bajo acceso al crédito recurren a quienes cuentan con dinero proveniente de otras actividades (como el narcotráfico) con el que solventan las necesidades de crédito de sus víctimas, convirtiéndose luego en rehenes del pago de una cuota diaria, que triplica el interés real de la operación. En caso de no poder afrontar el pago, son extorsionados y despojados muchas veces de bienes como sus vehículos o viviendas.

Comentá y expresate